El caos que crearon | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
25ºC
Actualizado 03:39 pm

El caos que crearon | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-20 05:00:00

El caos que crearon

La implementación de la pretendida oralidad laboral en el Distrito Judicial de Bucaramanga pareció haberse planeado para entorpecer más que para subsanar nuestra morosa justicia.
El caos que crearon

Teníamos cuatro juzgados laborales, atestados de procesos; para agilizar se crearon dos nuevos de oralidad que arrancaban cero procesos; solo que los convirtieron a su vez en de descongestión, pasándoles los procesos pendientes de fallo. Hasta aquí razonable; pero convirtieron el tercero laboral a oralidad, lo cual implicó que los mil y tantos procesos que éste tenía se repartieran entre los tres que quedaban con el sistema tradicional, con la consecuencia de que cada juzgado, ya saturado de por sí, tuviera que recibir trescientos y tantos nuevos expedientes, generándose un problema de recarga, volviendo más grave el remedio que la enfermedad.

No entendemos cómo lo planificó el Consejo Superior de la Judicatura. ¿Qué trabajo hubiera costado mantener los cuatro juzgados como venían funcionando; crear los dos nuevos juzgados de oralidad y repartirles el 20% de las nuevas demandas para manejarlas en ese híbrido que llamaron oralidad y mientras les llegaba suficiente oficio, dejarlos de descongestión y así facilitar el devenir natural del modelo judicial?

Ahora tenemos tres juzgados supercongestionados; hemos tirado a la basura el principio procesal de la inmediatez que rige el procedimiento laboral y vemos con angustia la perspectiva de un Tribunal Superior que terminará abrumado cuando le lleguen las apelaciones y consultas que se generarán, pues habrá tres juzgados dedicados preferencialmente a fallar, por lo cual tendremos sentencias de segunda instancia para el 2015 o más.

Pretendíamos descongestionar la primera instancia y acabamos congestionando las dos, profundizando más la crisis de una justicia ya castigada por la mora.

Lamentablemente así es Colombia y lo grave es que todos la aceptamos resignadamente, permitiendo que quienes generan estos caos continúen haciéndolo porque sencillamente aquí no pasa nada.

Sentimos que nuestra justicia debe, necesariamente, encontrar la solución a la crisis que la aqueja pues un país sin ella termina en manos de los justicieros privados como sucede con la Colombia de hoy que tanto dolor ha sembrado en este pueblo que anhela la paz.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad