Vie Dic 9 2016
24ºC
Actualizado 01:39 pm

Instantes perdidos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-02 15:58:34

Instantes perdidos

Si afinamos el oído, podemos percibir la caída de los instantes que perdemos en la vida. Cada segundo que se nos va se podría escuchar como un recipiente que se vacía gota a gota.
Instantes perdidos

Y en el trasegar del mundo, nos quedamos contemplando esas gotas y, por ende, dejamos pasar las oportunidades.

Lloramos porque se nos ha ido el sol, y en las lamentaciones nos olvidamos de ver las estrellas.

Los instantes son momentos que se nos van en un abrir y cerrar de ojos. Y, de manera precisa, así es la vida, ¡un instante!

Nos la pasamos esperando ser felices y al final concluimos que desperdiciamos mil momentos en esa desesperada búsqueda.

¿No hemos notado, por ejemplo, que este año ‘va a mil’ y sentimos que todavía no hemos hecho nada?
Lo que pasa es que dedicamos horas enteras a perseguir la felicidad, sin notar que ella está puesta dentro de nosotros. No hay que buscarla, sólo descubrirla y disfrutarla.

¿Cómo hacerlo? Debemos gozar de las cosas simples y vivir de una manera sencilla, sin pretender ser más de lo que somos.
Por ejemplo, deberíamos reducir nuestras pretensiones ilusas y absurdas.

De igual forma, tendríamos que minimizar las duras obligaciones y demás cargas que tenemos sobre nuestros hombros. Es sólo cuestión de deshacernos de las cosas innecesarias que nos quitan ‘peso’. Nuestro mundo está lleno de armarios; mejor dicho, de cosas que no requerimos y que hacen ‘bulto’.

La vida es como la casa, en donde ‘acumulamos’ trastos que nunca utilizamos. Cuántos estamos al lado de nuestras parejas, más por costumbre que por amor; cuántos trabajamos más por un sueldo, que por el disfrute laboral; cuántos vamos a clases, sólo por un diploma, antes que por la profesionalización.

Recordemos la serenidad que nos produce ver una flor a la orilla del río, el olor de la tierra mojada, el bostezo de un niño, en fin...

¿Nuestro ideal está en trabajar duro para tener muchas cosas, un estatus de vida alto, estar a la moda, con salarios más altos, carros rápidos y todo lo que el dinero puede comprar?
Ahora preguntémonos qué de todo aquello, nos ha hecho realmente feliz.

Ojo: mantenerse agarrado a las expectativas del qué dirán, es una manera segura de complicarse la vida. Abandonarlas y establecer sus prioridades, simplificará nuestra vida.

Los instante felices no tienen nombre, ni edad, ni menos una fecha. Ellos llegan. Pero también, si no los aprovechamos, se nos pierden.

LISTA
¿... Y por qué no se aprovechan los instantes?

1 Por los negocios: Las ganas por tener mucha plata hacen que perdamos instantes valiosos, sobre todo con la familia. Deberíamos entender que el mejor medio para ganar mucho es no querer ganar demasiado.

2 Por el trabajo en exceso: Deberíamos trabajar menos y disfrutar más. ¡No! esta no es una ‘oda’ a la locha o la pereza. Es más bien un llamado al equilibrio.

3 Porque no somos auténticos: ¿Se ha puesto a pensar cuánta energía se gasta fingiendo ser alguien diferente? Un ejercicio recomendable es sentarse y repasar las áreas más importantes de nuestra vida y decidir hasta qué punto sería diferente si a las únicas personas a las que tuviéramos que impresionar fuéramos a nosotros mismos.

4 Porque queremos cambiar a los demás: No intentemos cambiar a la gente Podemos apoyar a los amigos, a la familia o al jefe, sin necesidad de meternos en sus asuntos. No vivamos las situaciones de los demás.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad