Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 03:39 pm

Las máquinas llegaron, pero las zanjas no estaban tapadas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-21 05:00:00

Las máquinas llegaron, pero las zanjas no estaban tapadas

En todo un vía crucis se está convirtiendo para la comunidad y para el Gobierno Local la reparación de la calle 50 con carrera 34C, entre los barrios Candelaria y Chapinero.
Las máquinas llegaron, pero las zanjas no estaban tapadas

Tal y como lo había anunciado la Secretaría de Infraestructura, ayer en la mañana llegaron sus operarios para raspar la vía y aplicarle el agua emulsión, con la que se pretende mitigar el mal estado en el que encuentra.

Sin embargo, los trabajos se desarrollan a medio hacer, porque la comunidad no cumplió con su parte, la de tapar las zanjas abiertas por ella hace alrededor de 15 días para impedir el paso de los carros.

“No vamos a tapar las zanjas. Entonces, vamos a raspar y a aplicar el agua emulsión zanja arriba y zanja abajo”, manifestó la secretaria de Infraestructura, Lorena Gómez Gómez al ver el incumplimiento.

Al respecto, Héctor David Barreto Rubio, uno de los residentes de la zona, explicó que el daño no fue reparado porque luego de la visita del Alcalde al lugar les llegó una citación de la Procuraduría.

“La carta decía que teníamos que asistir hoy (ayer) para tratar el tema. El Alcalde ya sabía de esa citación, por eso vino antes de que fuéramos allá. Entonces por eso decidimos no tapar los huecos”, anotó Barreto Rubio.

¿Policía acostado?

Dado que los trabajos de reparación de la vía comenzaron sin estar tapada las zanjas, la comunidad no sabe cómo hacer para arreglar el problema. Una de las soluciones podría ser construir un reductor de velocidad, llamado coloquialmente policía acostado. Se esperaba que la comunidad se reuniera anoche para tomar la decisión de qué acción ejecutar para que ni los trabajos ni ella se vean perjudicados.

Publicada por
Contactar al periodista
Ahora en Whatsapp
Publicidad
Publicidad
Publicidad