No quiero que sufra mi hijo | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
22ºC
Actualizado 05:31 pm

No quiero que sufra mi hijo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-22 05:00:00

No quiero que sufra mi hijo

No quiero que sufra mi hijo

Quedé con un hijo de 7 años quien se ha afectado por lo que pasó porque quiere mucho a su papá. En Bienestar Familiar fijaron una cuota alimenticia y la viene cumpliendo pero no se preocupa por el niño, no tiene tiempo para llamarlo y menos para verlo. No se cómo manejar la situación, espero que me oriente.


Respuesta

Distinguida señora: Jamás claudique para que su ex esposo visite a su hijo y cumpla con el sostenimiento afectivo que, aunque parezca innecesario, es conveniente para que reafirme su identidad.

En caso de mantener su indiferencia, diríjase al Bienestar Familiar y en última instancia, a la Comisaría de Familia más cercana para que lo citen y comprometan en el cumplimento de su sagrado vínculo parental.

No olvide que usted se ha constituido en la facilitadora de la vida futura de su amado hijo. Intégrelo a la liga de natación, patinaje, fútbol o una academia de música, teniendo como fundamento sus talentos.

Jamás dude de su vocación como madre. Luche con todas sus fuerzas por aquel ser único, especial e irrepetible que durante 9 meses se formó en su vientre ¡Manos a la obra!


Reflexión

Doloroso resulta encontrar un padre que con su indiferencia rechaza al ser más puro y bello que Dios y la vida le han podido conceder.

Sea de aquellas personas que obran con rectitud ante las dificultades del camino, especialmente cuando se trata de los hijos, quienes nacieron como una bendición y deben ser tratados con dignidad y respeto cada instante de su existencia.

Jamás les vea como un trofeo o cual caballito de batalla que debe afrontar la guerra de poder en que se tranzan ciertas parejas cuando deciden “separarse”.

Sea consciente del daño que les puede producir con su desaforada conducta dejándose arrastrar por la rabia, el orgullo, el dolor o el rencor.

¡Es hora de rectificar!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad