Primeras mujeres militares colombianas, listas para participar en la guerra | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
S√°b Dic 16 2017
21ºC
Actualizado 08:37 am

Primeras mujeres militares colombianas, listas para participar en la guerra | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-22 14:15:23

Primeras mujeres militares colombianas, listas para participar en la guerra

Tras casi un a√Īo de duros entrenamientos, el primer grupo de mujeres militares colombianas ya est√° listo para combatir, desde la plana mayor del Ej√©rcito, en la guerra interna que padece su pa√≠s.
Primeras mujeres militares colombianas, listas para participar en la guerra

Corren, trepan, saltan y se camuflan bajo el mismo sol asfixiante que sus compa√Īeros, pero estas 62 j√≥venes, que formar√°n parte de un batall√≥n contraguerrillas, no portar√°n fusiles por el momento, sino que trabajar√°n desde las altas jerarqu√≠as del cuerpo castrense.

"Nosotras no vamos a estar en el terreno, sino detrás, en la plana mayor del Ejército", explicó a Efe la cadete Ingrid Arango Calderón, quien matizó que por ahora realizarán labores de inteligencia, comunicaciones y logística, para más adelante incorporarse a la Artillería e Infantería.

El Ej√©rcito ha sido el √ļltimo cuerpo de la fuerza p√ļblica colombiana en llamar a sus filas a las mujeres, quienes en los √ļltimos 25 a√Īos s√≥lo han podido asumir cargos administrativos.

Pero a raíz de una propuesta de Ley, el Ejército integró a 62 mujeres para que, a partir de enero de 2010, se conviertan en oficiales capaces de comandar un pelotón y participar en una guerra regular.

La incorporaci√≥n militar de las mujeres es un fen√≥meno habitual en los ej√©rcitos de pa√≠ses como Chile, Brasil, Francia, Estados Unidos o Espa√Īa, pero el caso colombiano se reviste de una mayor relevancia al tratarse de un territorio castigado desde hace m√°s de cuatro d√©cadas por un conflicto armado.

El director de la escuela militar colombiana, brigadier general Juan Carlos Salazar, dijo a Efe que en sus visitas a las academias militares de Chile, Brasil y Francia detect√≥ que las instrucciones son mixtas y se proh√≠ben relaciones afectivas entre compa√Īeros de distinto sexo.

Sin embargo, encontró que "los entrenamientos son más light" que en Colombia, al constatar que eso se debe a que "se trata de países que superaron sus experiencias bélicas".

En la base militar de Tolemaida, a unos 90 kil√≥metros al sur de Bogot√°, los cadetes colombianos desarrollan dos veces al a√Īo entrenamientos de combate y estas mujeres se han unido en las √ļltimas semanas por primera vez a estos ejercicios.

Para superar las pruebas, las militares colombianas han cruzado ríos a nado, han simulado descensos de un helicóptero y han preparado tácticas de fuego y movimiento.

El teniente Andrés Vargas Triana, instructor de asalto aéreo, observó que estas jóvenes tratan con tesón de superar las barreras de las capacidades físicas y se muestran "más seguras" a la hora de lanzarse, mientras que los hombres lo hacen de manera "más arriesgada".

Y es que las cadetes deben conocer la pr√°ctica militar de primera mano de acuerdo al principio de "autoridad moral", ya que muy pronto tendr√°n a soldados como subordinados.

De hecho, practican actividades de campa√Īa en guerra regular y han aprendido a armarse con granadas de mortero, bombas de humo y ametralladoras para defender su territorio del ataque del enemigo o asaltar un campamento guerrillero.

"De cuatro combates s√≥lo perdimos uno", se jactaron las cadetes, al recordar la sensaci√≥n de tener que "dormir a ratitos, a rangerazo (a campo abierto)", y siempre alerta ante una eventual visita del enemigo, que durante las pr√°cticas han sido sus propios compa√Īeros.

Detrás de la incorporación a la carrera militar de estas 62 jóvenes hay un sinfín de historias personales marcadas por la vocación o por experiencias de familiares que pertenecieron al Ejército e incluso fallecieron en combate.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad