¿Qué hacemos con... seguidores y opositores? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
25ºC
Actualizado 11:13 am

¿Qué hacemos con... seguidores y opositores? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-23 05:00:00

¿Qué hacemos con... seguidores y opositores?

Con el Doctor Uribe el problema se complica. Sus seguidores, cada uno en particular y todos en montón, lo creen ‘dios’, sus razones tendrán. Ellos se sienten ‘Moisés’, que oye su voz y acata sus órdenes, el bíblico se "peleaba" con Dios, que era él mismo.
¿Qué hacemos con... seguidores y opositores?

Los de nuestro tiempo, más rústicos, más sumisos, escuchan y cumplen órdenes. Sus opositores, "cada uno y todos en montón" se creen "Jesucristo" durante su peregrinación de cuarenta días por el desierto, tentados permanentemente por Satán que los induce al pecado de seguirlo y que en verdad muchos están prestos a aceptarlo. Lucifer, Mefistófeles, tiene todas las ventajas: alagos mil que vencen voluntades, cargos diplomáticos, gerencias de Institutos Descentralizados, chanfas mayores y menores en todos los estamentos del Estado, empresas particulares dispuestas a colaborarle.

Los seguidores del Señor, del Todopoderoso, gentes importantes, siempre involucrados en el gobierno y que en general estudiaron con becas oficiales (dinero de los pobres), elegidos y reelegidos por "voto popular" (de los necesitados), dan la "pela" por su Jefe. Medio Congreso en la cárcel, mostrando al mundo sus calidades y cualidades, que dan vergüenza, respaldados y respaldando a Júpiter tañante y tronante. Los ministros, con pecados mil, veniales unos y mortales otros, sociales muchos, se crecen y se agigantan, se vuelven difíciles, a veces deslenguados, su "apoyo sincero" ocasionalmente es dañino.

¿Qué podrá hacer la oposición con tantas garantías? Llenarse de ilusiones, pedir y esperar que el Dios verdadero, el de todos, se manifieste contra quienes quieren suplantarlo, ordene al clero protestante y católico (ojalá no se hagan los sordos) que se resuelva a obrar directamente contra el "nuevo dios" y los opositores que esperen los años 2020 o 2040. ¡Qué vaina!, no aparece un Gaitán, un Laureano, un líder, sólo Petro y Gaviria el viejo, se aventuran a decir algo. Los demás guardan silencio, permanecen estáticos y besan los pies de Zeus. Definitivamente, para que las cosas cambien, se necesita otro "dios".

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad