Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Oct 20 2017
22ºC
Actualizado 06:34 pm

Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-24 05:00:00

Palabras Inútiles

En el libro Una mujer en Berlín  -relato anónimo- se narran escenas infernales sobre los últimos días en la capital del III Reich. No tenemos que envidiar nada de las crueldades de los vencidos y los vencedores. Ante la catástrofe, la mujer anónima exclama: “Nos hemos convertido en una nación de mudos”.
Palabras Inútiles

Un centenar de páginas adelante se duele: “¡Qué dolor el nuestro! Nos han dirigido delincuentes y tahúres, y nosotros nos hemos dejado conducir como ovejas al matadero.” Fue lo que ocurrió  con la política del “Todo está permitido.” El “todo es posible” elimina los frenos, pesos y contrapesos característicos de la democracia real. Para los promotores y supuestos creyentes del Estado de Opinión, todo es posible. Este principio se basa en la idea de David Rousset –que Hannah Arendt desarrolla en su clásico sobre el totalitarismo-, que reza “Los hombres normales no saben que todo es posible”.

Así, nos parece que la corrupción y la mentira ya no pueden ir más allá. ¡Qué ingenuidad! No sé si de verdad nos hemos convertido en una nación de mudos, puesto que ante la corrupción y la criminalidad rampantes, no decimos nada o no tenemos maneras políticas de decirlo. Claro que existen voces críticas de algunos políticos, académicos, funcionarios y  periodistas. Y ya vemos lo que pasa. No hemos llegado al silencio total, pero ese puede ser el camino.

Transparencia Internacional  muestra que hemos pasado en el mundo del puesto 70 al 75 en  el índice de corrupción, mientras fracasaba la décimo tercera Moción de Censura. Los ministros de Agricultura salen sonrientes del circo. La confabulación gobiernista –incluso con ayuda de la supuesta oposición- sale triunfante. Todo se puede. El vicepresidente Santos, el Procurador, el Fiscal (e) –y una audiencia creciente- dicen que vamos perdiendo la guerra contra la corrupción. En realidad la tenemos perdida hace rato. Y como todo es posible, con referéndum o sin él, la confabulación seguirá adelante. ¡Qué cuento de calendarios, formalidades y reglas de juego democráticas! La Constitución ha sido saqueada y lo continuará siendo, ante nuestra mudez. Así funciona el cesarismo democrático, así se destruye lo que queda de democracia en este país, y se hace a plena luz.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad