HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-24 05:00:00

HAGASE OIR

Un Alcalde ciego Ya nadie puede ocultar, el gran descontento ciudadano que existe con el alcalde Fernando Vargas,¬† por el estado lamentable de desaseo en el que se encuentra Bucaramanga. El centro de la ciudad con las calles inundadas de basura, es una aut√©ntica verg√ľenza para la administraci√≥n municipal, as√≠ como para los habitantes de esta urbe que cada vez demuestran menos civismo.
HAGASE OIR

Pues ahora hay que decir que el Alcalde parece ciego. Tendr√≠a que estarlo para no ver, por ejemplo,¬† el¬† estado de inmundicia en el que se encuentra el separador de la autopista a Floridablanca a la altura del monumento de Las Hormigas. ¬ŅEs esa la buena impresi√≥n que quiere causarle el Mandatario a los turistas? ¬ŅNo dicen que hay nuevo jefe en la Emab? ¬°Por Dios, hagan algo!

Hernando García P

Tr√°nsito de Bucaramanga

El comentario que hace un lector acerca de las deficiencias de los alféreces son reales.

Yo opino que mientras estos se√Īores no dejen de ver la problem√°tica del tr√°nsito como negocio y se apliquen las normas t√©cnicas reales, esto no mejorar√°.

Fig√ļrense, en al v√≠a a Piedecuesta, en las partes m√°s reducidas por la construcci√≥n de las obras del solo-bus, los se√Īores se dedican a parar el tr√°fico y pedir papeles. Por favor, busquen otro escenario, denle a la ciudad algo de retribuci√≥n por sus pagos.

Nunca se ven en donde se les necesita, y cuando llegan ¡qué desastre! No tienen autoridad, se dejan gritar de los  que producen la infracción; definitivamente, esto debe pasar a la Policía y que sus agentes sean lo suficientemente profesionales y honestos, pero también que apliquen autoridad suficiente.

Raul Sarmiento Romero

Lunar de Panachi

Es incre√≠ble que la v√≠a de acceso existente para llegar a la estaci√≥n del telef√©rico del Parque Nacional Chicamocha, Panachi, por la Mesa de los Santos, se encuentre en peores condiciones que una v√≠a de penetraci√≥n rural. La gente no entiende c√≥mo fue posible, que dentro del proyecto de la construcci√≥n del Parque no incluyeran la ampliaci√≥n y pavimentaci√≥n de esta v√≠a. El Parque no ha debido ser inaugurado con esa v√≠a no pavimentada. La infraestructura del Parque y del telef√©rico son modernas y funcionales, pero la v√≠a de acceso a la estaci√≥n en la Mesa de los Santos¬† constituye una verg√ľenza. En cambio el acceso al Parque por la v√≠a de Pescadero s√≠ fue muy bien dise√Īada y construida. ¬ŅSer√° que a los turistas que visitan a Panachi entrando por la Mesa de Los Santos y que tienen que transitar por ese camino de herradura, les quedar√°n muchos deseos de promover¬† el turismo y volver?

Miguel Jaimes

 

Censurable

Como se esperaba, el Senado rechaz√≥ la moci√≥n de censura contra el Ministro de Agricultura. Esto era algo que se ve√≠a venir, a pesar de que todo apuntaba a que era merecida la sanci√≥n pol√≠tica ante el esc√°ndalo del Programa Agro Ingreso Seguro. Se esperaba este resultado no porque el Ministro fuera tan inocente en el manejo del esperpento que se invent√≥ el gobierno para pagarle a los patrocinadores su reelecci√≥n, simplemente se esperaba porque sabemos que la mayor√≠a del Senado est√° vendida al gobierno.¬† Desafortunadamente ese es el Congreso que tenemos, el que eligieron la ¬ďmayor√≠as¬Ē, el que representa los intereses mezquinos de unos pocos que manipulan la democracia para su beneficio. En las pr√≥ximas elecciones debemos ser nosotros, los electores, quienes debemos censurar a quienes no nos representan.

William Sarmiento Gómez

Trampas peligrosas

En el transcurso de mi vida fui objeto de algunas trampas que me tendieron personas interesadas en que me destituyeran de los cargos que desempe√Īaba.

Primer caso. Viv√≠a en San Gil y desempe√Īaba el cargo de Secretario del H. Tribunal Superior cuando un d√≠a al pasar frente a la Caja Agraria, me llam√≥ el Gerente y me dijo: ¬ďDon Pablito, estoy muy apenado con su pap√° por no haberle pagado los cien mil pesos que le adeudo. Ya que me lo encuentro, se los voy a mandar con usted. Me le da saludes y le dice que me perdone la tardanza. Le contest√©: ¬ďest√° equivocado, no soy Pablito sino Guillermo¬Ē. ¬ďNo puede ser, no puede ser, exclam√≥ el gerente. Si recibo la plata, a los cincuenta o cien metros me ponen preso, me despojan del dinero y me destituyen del empleo.

Segundo caso.- Desempe√Īaba el cargo de Secretario Ejecutivo de la UIS cuando me mandaron con un cheque en blanco a Barranquilla a comprar una imprenta de segunda mano. Ten√≠a que alojarme en determinado hotel y entrevistarme con determinada persona, conforme a las instrucciones recibidas. Llegu√© a Barranquilla, me aloj√© en el hotel convenido y a los veinte minutos lleg√≥ el vendedor de la imprenta a saludarme. Mir√© al rato la imprenta y decid√≠ no comprarla, pues estaba muy vieja. El vendedor insist√≠a. Me propuso: Haga el cheque por veinte millones y yo le doy a usted cinco millones en efectivo. No acept√©. Si lo hago, a la media hora estaba preso y adem√°s destituido.

Tercer caso.- Combatía en la prensa a un alcalde indelicado. Me llamó por teléfono una empleada de su despacho y me propuso que fuéramos a bailar a la casa de una amiga de ella. Rechacé la propuesta. Si lo hago, llega el hermano, el amigo o el amante y me parte a golpes. En la vida hay que ser prudentes, rechazar las tentaciones y no ser pendejos.

Guillermo Reyes Jurado

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad