Rotura de un timón de cola, primera hipótesis sobre catástrofe de Madrid | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-21 17:32:12

Rotura de un timón de cola, primera hipótesis sobre catástrofe de Madrid

La rotura de uno de los timones de cola por el impacto de piezas del motor izquierdo pudo ser la causa que precipitó contra el suelo al avión accidentado ayer en Madrid, en una catástrofe que costó la vida a 153 personas.Así lo indicaron hoy a EFE fuentes de Aviación Civil, al plantear la primera hipótesis concreta sobre las causas del peor accidente de la aviación comercial ocurrido en España desde 1985, y que ha causado una fuerte conmoción social.
Rotura de un timón de cola, primera hipótesis sobre catástrofe de Madrid

Los primeros datos conocidos, según esas fuentes, apuntan a que el motor izquierdo falló segundos después del despegue, lo que provocó que varias piezas se rompieran y salieran despedidas a gran velocidad, actuando como "misiles" contra la cola del avión.

En los aviones McDonnell Douglas-82, como el modelo accidentado, los motores se encuentran junto a la cola, muy cerca del timón de cola, que mantiene o varia el rumbo, y del timón de profundidad, que es el que hace que la aeronave ascienda o descienda.

La avería o rotura de cualquiera de ellos podría explicar que el avión, en el que viajaban 173 personas, no remontara el vuelo cuando ya estaba en el aire y cayera después de dar varios bandazos, según los supervivientes, dentro del perímetro de seguridad del aeropuerto de Barajas.

Las fuentes descartaron el error humano porque este fallo "sólo se atribuye cuando no se ha seguido el procedimiento de emergencia" y porque no hay nada que se pueda hacer si la explosión del motor es tan severa como para dejar el avión en situación ingobernable.

Además, explicaron, las fotos de la cola del avión presentan partes "roídas", que podrían deberse al impacto de esas piezas.

Spanair, la empresa propietaria del avión siniestrado, reconoció que el aparato tuvo un problema de calentamiento excesivo en una toma de aire antes de iniciar una primera carrera de despegue y que por eso el comandante decidió regresar a la puerta de embarque.

El subdirector de la aerolínea, Javier Mendoza, dijo en rueda de prensa que el personal de mantenimiento trató el fallo según los procedimientos y que se repasó el problema con personal de Aviación Civil, que no encontró "anormalidad" alguna en el proceso.

El Gobierno español constituyó una comisión de investigación para esclarecer las causas de la tragedia, que no se conocerán al cien por cien hasta pasadas unas semanas "o incluso meses", según fuentes del ministerio de Fomento, que gestiona la aviación comercial.

Tras visitar a los heridos ingresados en un hospital de Madrid, el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que la investigación será "rigurosa, objetiva y profesional".

La está llevando a cabo una comisión técnica independiente, como establece la ley española, y el Gobierno intentará que sea rápida, aunque todo dependerá de la facilidad de acceso que se tenga a los datos, dijo Rodríguez Zapatero.

El presidente presidió una reunión con varios ministros para analizar el accidente, tras la cual la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, dijo a la prensa que hay grabadas imágenes del suceso que ayudarán a los trabajos de esa comisión.

Los expertos que la integran comenzaron a trabajar de inmediato y, durante dos horas, cerraron e inspeccionaron la pista por la que despegó el vuelo JK5022 con destino a Las Palmas de Gran Canaria (archipiélago atlántico español).

Entre las víctimas figuran 19 extranjeros de 11 nacionalidades distintas, según la vicepresidenta, quien precisó que todos los fallecidos están localizados.

Por lo que se refiere a los heridos, de los 19 que permanecen hospitalizados en distintos centros sanitarios de Madrid, 4 continúan en estado muy grave.

El día después del accidente se vivió con desolación y tristeza en ciudades de toda España, que fueron escenario de concentraciones silenciosas en señal de duelo por la tragedia aérea.

El rey Juan Carlos, y la reina Sofía, vestida de riguroso luto, visitaron el recinto ferial próximo al aeropuerto al que se trasladaron los cadáveres para las tareas de identificación y se reunieron con familiares de las víctimas, a los que trataron de dar apoyo y consuelo.

Desde que ocurrió el accidente, a las familias las acompañan psicólogos de los servicios de emergencia de Madrid, cuyo responsable, Ervigio Corral, dijo que estas personas tienen asumido lo que ha ocurrido y que lo único que quieren es "que se lo verifiquen de una vez".

"Se han derrumbado en pocas ocasiones", afirmó Corral, quien añadió que lo más duro ha sido la espera hasta que se les ha comunicado la lista de supervivientes del accidente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad