Cultura política | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-26 05:00:00

Cultura política

Entre la cultura de la sociedad y las instituciones de la pol√≠tica hay una relaci√≥n dial√©ctica. En efecto, la comunidad es la institucionalizaci√≥n de la confianza y la funci√≥n esencial de las autoridades p√ļblicas se traduce en la permanente necesidad de acrecentar la confianza mutua que debe existir en lo m√°s √≠ntimo del conjunto social. A contrario sensu, la falta de confianza en la cultura de la sociedad genera graves obst√°culos para la creaci√≥n de instituciones p√ļblicas.
Cultura política

Vemos como las sociedades carentes de un gobierno estable y eficaz, acusan deficiencias notorias en lo referente a la confianza mutua entre sus ciudadanos, a la lealtad hacia los intereses nacionales y p√ļblicos, y a sus aptitudes y capacidad de organizaci√≥n. Es m√°s, se sostiene que culturas que tienen esa identidad est√°n marcadas por la sospecha, los celos y la hostilidad latente o manifiesta contra cualquiera que no sea miembro de la familia, haga parte del municipio o sea de la regi√≥n. Estas caracter√≠sticas se advierten en culturas como la nuestra y particularmente en Am√©rica Latina donde son evidentes las tradiciones de individualismo egoc√©ntrico y de odio y desconfianza hacia otros grupo sociales.

El libertador Sim√≥n Bol√≠var se lamentaba en alguna ocasi√≥n cuando dec√≠a que, ¬ďno hay buena fe en Am√©rica, ya sea entre los hombres o entre las naciones. Los tratados son papeles, las constituciones libros, las elecciones batallas, la libertad anarqu√≠a y la vida un tormento. Lo √ļnico que se pude hacer en Am√©rica es emigrar¬Ē. No est√° ausente de la realidad nuestra, este pensamiento. A diario observamos como la desconfianza y falta de elaboraci√≥n que conforman el clima pol√≠tico del pa√≠s tienen relaci√≥n directa con una muy baja consideraci√≥n por la capacidad del hombre para la solidaridad y el consenso. La posibilidad de superar la atm√≥sfera predominante de ansiedad y suspicacia por medio de la confianza rec√≠proca, no se avizora en el horizonte. A manera de ejemplo, en esta sociedad existe gran preocupaci√≥n por los evidentes roces entre los poderes p√ļblicos, en particular entre el Ejecutivo y el Judicial, donde inclusive se ha llegado a los agravios personajes.

La gente es y puede ser leal a las cosas que tiene m√°s cerca pero no a las instituciones que son la base del Estado. Estas sociedades pol√≠ticamente atrasadas, carentes de un sentido de comunidad pol√≠tica, dan por hecho que cada dirigente, cada individuo, cada grupo, persigue sus propios objetivos a corto plazo, y se supone que as√≠ debe hacerlo, sin consideraci√≥n alguna por un inter√©s p√ļblico m√°s amplio. La falta de asociaci√≥n es caracter√≠stica de las sociedades cuya pol√≠tica es confusa y ca√≥tica, esto genera un vac√≠o que hace dif√≠cil la democracia y que identifica el lento desarrollo econ√≥mico. Por ello es v√°lida la afirmaci√≥n del analista pol√≠tico de la Universidad de Princeton, Lucien Pye, cuando afirma que los problemas de desarrollo y modernizaci√≥n tienen sus ra√≠ces en la necesidad de crear organizaciones m√°s eficaces y racionalizadas, pero flexibles.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad