Una democracia en apuros | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-27 05:00:00

Una democracia en apuros

La democracia colombiana está en apuros. Su larga tradición no sirve de alimento para la actual coyuntura política. En el mundo contemporáneo hay muy pocos sistemas políticos que sean capaces de organizar sus respectivas sociedades. Por un lado, las viejas monarquías europeas, paradójicamente, hoy son modelo de democracia. Los gobiernos, manejados por el Islam, no son un modelo de participación popular. Sus administraciones teocráticas y las limitaciones a los derechos fundamentales no pueden encasillarlas dentro de lo que se llama Gobiernos Populares. Las dictaduras socialistas, como las llamaba el francés Duverger, procuran un buen desarrollo social pero sus regímenes autocráticos, con algo de terror, no pueden ser calificados como modelo de democracia. Las llamadas democracias liberales como la de Estados Unidos, Canadá y Suramérica, tienen problemas de igualdad.
Una democracia en apuros

Colombia mantiene su tradición de democracia liberal, pero con una serie de inconvenientes que empiezan a descalificarla. El gobierno busca por todos los medios ejercer un absoluto control sobre todas las instituciones. La polémica por el programa de Agroingreso Seguro demostró palmariamente que en Colombia existe una administración que protege especialmente los grandes intereses. Y lo que el Doctor Uribe llama Estado de Opinión, es el imperio de las muchedumbres sin ningún criterio y adormecidas por la propaganda oficial.

Es lo mismo que relatan en el Nuevo Testamento cuando el pueblo gritaba refiriéndose a Jesús “crucifícale, crucifícale”. Y cuando en la Argentina decían los descamisados: “ladrón o no ladrón, votamos por Perón”. Y los problemas de Colombia apuntan a muchos otros aspectos que ya van creando una “perversa jurisprudencia”. Por ejemplo, la corte electoral no solamente quiere desconocer lo que resolvieron los conjueces sino que quieren meterlos a la cárcel. El Presidente de la República ataca a la Corte Suprema de Justicia porque los Magistrados en su sabiduría consideran que la terna enviada por el primer mandatario no reúne las calidades que requiere un Fiscal General de la Nación.

El Congreso tiene un gran porcentaje de sus miembros subjudice y en un debate tan importante como el del Ministro de Agricultura, la misma oposición, representada en el señor Petro, del Polo y la Senadora Piedad Córdoba, no fueron capaces de permanecer en el recinto para ejercer sus derechos en la moción de censura.

Es la razón de la sin razón. Estamos al borde del populismo de derecha o de izquierda.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad