Correa pide a UE no reconocer elecciones hondureñas | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
23ºC
Actualizado 09:52 am

Correa pide a UE no reconocer elecciones hondureñas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-27 20:48:54

Correa pide a UE no reconocer elecciones hondureñas

Correa pide a UE no reconocer elecciones hondureñas

"Vamos a ver quién es quién, y espero que la Unión Europea realmente esté con la democracia", indicó en una entrevista concedida a Efe.

Correa concluyó hoy una visita oficial de dos días a Bélgica para impulsar las relaciones con ese país, que no incluyó ninguna reunión con representantes de la UE pero en la que el mandatario ecuatoriano lamentó el "mínimo interés" del bloque europeo hacia América Latina en los últimos años.

Desde su punto de vista, el que la Unión Europea reconociera los resultados de las elecciones del próximo domingo "sería como honestar un golpe de Estado de los más burdos, de los más crasos".

Aseguró que la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), de la que Ecuador ejerce actualmente la presidencia pro tempore, no reconocerá los comicios.

"Creo que desde hace cuarenta años no veíamos nada así en América Latina, que se había superado esa época de las cavernas", señaló.

Correa subrayó que, "de repente, en el siglo XXI, un presidente constitucional con mucho apoyo, con mucha legitimidad democrática, es sacado a las cinco de la mañana de su casa por militares armados hasta los dientes, embarcado en un avión y enviado a Costa Rica al exilio".

"Y asume el poder muy paladinamente el presidente del Congreso (Roberto Micheletti)", añadió.

"Si permitimos eso en el siglo XXI, permitimos cualquier cosa", concluyó el líder ecuatoriano.

Correa manifestó por otra parte la esperanza de que con la presidencia española de la UE, durante el primer semestre del año próximo, haya un "resurgimiento" de las relaciones con América Latina ya que, a su juicio, se ha producido "un alejamiento, un estancamiento e incluso un retroceso".

"Esperamos relanzar las relaciones bi-regionales en un marco de mutuo respeto, que la UE entienda los procesos que se están dando en América Latina, finalmente; pueblos que están despertándose de un letargo, gobiernos soberanos, dignos, que están cambiando las relaciones de poder en función de las grandes mayorías", dijo.

En ese sentido, confió en que desde Europa "se respete" y "se apoye" ese proceso, "porque son cosas buenas lo que está pasando en América Latina".

De hecho, ya durante presidencia española, el próximo febrero, Correa señaló que Ecuador está dispuesto a retornar a las negociaciones de un acuerdo de asociación con la UE.

Ese acuerdo, añadió, debe incluir los pilares de diálogo político, la cooperación y el comercio encaminado "al desarrollo", y siempre y cuando se haya solucionado en Ginebra la disputa por el arancel al banano latinoamericano.

Las negociaciones de ese acuerdo, que en principio se iba a desarrollar "de bloque a bloque" entre la UE y la Comunidad Andina de Naciones (CAN), no prosperaron debido a las reticencias de Bolivia y posteriormente de Ecuador en el capítulo comercial.

Correa reconoció que "la posibilidad de volver a negociar en bloque es casi inexistente", y afirmó que "siempre hubo la intención de Colombia y Perú de negociar bilateralmente".

Actualmente, esos dos países están a punto de concluir un tratado de libre comercio con Europa, con una "plantilla exactamente igual" a la que Ecuador y Bolivia habían rechazado años antes en la negociación de un tratado similar con Estados Unidos, indicó Correa.

En cambio, aseguró que la UE ha enviado "señales" a Ecuador "para seguir hablando, en el sentido de que van a acatar finalmente las resoluciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en el sentido de que se va a buscar un acuerdo de asociación con tres pilares, en el sentido de que el pilar comercial no va a ser un tratado de libre comercio, sino de comercio para el desarrollo".

Uno de los objetivos de lograr un acuerdo que incluyese el diálogo político sería tratar ampliamente en ese capítulo las cuestiones migratorias que, según Correa, no han registrado muchos avances a nivel europeo, con el "endurecimiento indiscriminado de las leyes antiinmigración".

"No se va a solucionar el problema migratorio con cárceles o con muros, sino mejorando el nivel de vida de los países de origen", recalcó, y destacó el trabajo coordinado con España para llevar adelante planes de retorno de inmigrantes, así como la iniciativa de Bélgica para regularizar a entre 5.000 y 7.000 residentes ecuatorianos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad