¿No hay espacio? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-28 05:00:00

¿No hay espacio?

Por primera vez en más de una década, los Estados Unidos hacen un compromiso de reducir sus emisiones de gases de carbono en un 17% por debajo de los niveles del 2005 y un 83% para el 2050. Esta propuesta, que fue presentada por el ejecutivo americano a consideración del Congreso, será la que lleve Obama al encuentro de cambio climático de Copenhague. El Senado americano nunca ha aprobado legislación que limite la emisión de gases ni que se acoja a tratados internacionales que exijan estos límites. Al hacer este compromiso de forma pública, Obama está presionando a su Congreso a que actué y vote afirmativamente el paquete de medidas.
¿No hay espacio?

Esta posición americana es un paso más de la nueva administración de querer partir cobijas con la política de la era Bush (recordar que EE.UU. fue de los pocos países que no firmó el tratado de Kioto). El anuncio del cierre de Guantánamo, la renuncia a la proclama de la era Bush de “el que no está conmigo está contra mí” y el desistir de imponer a la fuerza la democracia como sistema político, ha sido respaldada por un acercamiento al mundo musulmán y una postura de reconocimiento parcial de la situación palestina en su conflicto con Israel, entre otras iniciativas. Por primera vez ha habido una decisión de revisar la eterna política americana en contra de Cuba. Incluso el polémico premio Nobel de Paz fue otorgado como reconocimiento a algunas de estas iniciativas.

Todos estos son pasos para ir poco a poco ganando confianza. Aunque no la tiene nada fácil. En su propio país la oposición republicana lo acusa de blandengue y no pierde la oportunidad de hacer ver que la política de la diplomacia y el diálogo es un retroceso para la seguridad nacional de Estados Unidos. Venezuela esgrime el monstruo del “imperio” como en los mejores tiempos de la guerra fría y la era Bush, a lo que otros países americanos afirman su preocupación y sin querer queriendo avalan esta posición.

¿Habrá espacio para que la doctrina Obama tenga frutos? Si tomamos como referencia lo que ocurre en nuestra América, parece que nada ha pasado y el nuevo inquilino de la Casa Blanca no sería más que un perpetuador de males del pasado. ¿Estaremos condenados a vivir oprimidos para siempre? ¿Será que si podremos abrirnos nuevos espacios? Amanecerá y veremos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad