Gobierno de Costa Rica aboga por cambiar la Constitución de Honduras para evitar otra crisis | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-28 13:53:27

Gobierno de Costa Rica aboga por cambiar la Constitución de Honduras para evitar otra crisis

El presidente de Costa Rica, Oscar Arias, considera que Honduras debe cambiar su Constitución para poder eludir en el futuro nuevas crisis como la que sacuden el país centroamericano desde el golpe contra Manuel Zelaya el pasado junio.
Gobierno de Costa Rica aboga por cambiar la Constitución de Honduras para evitar otra crisis

"La Constituci√≥n hondure√Īa ciertamente no es una constituci√≥n moderna y reiteradamente yo he dicho que ese pa√≠s requiere una Constituci√≥n diferente", dijo Arias a Efe en una entrevista en Jerusal√©n.

El debate sobre si Zelaya pod√≠a convocar, tras consulta popular, una Asamblea Constituyente para cambiar la carta magna de su pa√≠s fue la raz√≥n que condujo a la actual crisis institucional hondure√Īa, al considerar los poderes Judicial y Legislativo que se trataba de un acto ilegal tipificado como traici√≥n a la patria.

Los hondure√Īos tratar√°n de salir de esta crisis en las elecciones que se celebrar√°n ma√Īana, domingo, y lo hacen en medio de la pol√©mica sobre si √©sta es una convocatoria electoral ilegal, tras el rechazo expresado por el depuesto presidente.

En su tercer d√≠a de visita por Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Arias insisti√≥ en la urgencia de resolver la crisis hondure√Īa para "no seguir castigando al pueblo" y manifest√≥ que en una situaci√≥n de rechazo al plan San Jos√©-Tegucigalpa "las elecciones son la √ļnica salida".

"Nuestra pretensión de revertir el golpe de estado no ha sido posible. El acuerdo de San Jose sirvió de marco de referencia para el diálogo y el restablecimiento del orden constitucional pasaba por la restitución del presidente Zelaya y eso no ha sido posible", explicó.

"No veo porqué vamos a convertir Honduras en una especie de Myanmar centroamericano, aislándolo y castigándolo, no reconociendo diplomáticamente al nuevo gobierno si todo transcurre de manera normal", insistió.

Justificando su apoyo al proceso electoral siempre y cuando transcurra de manera "transparente", recordó que "las elecciones fueron convocadas mucho antes del golpe de estado", y que también "los candidatos fueron seleccionados mucho antes del golpe de estado".

"Pero no es f√°cil revertir un golpe de estado, lo sab√≠amos todos desde el principio", indica el presidente costarricense, para quien el hecho de que Zelaya no haya sido repuesto en la presidencia antes de los comicios, como exig√≠a el acuerdo de San Jos√©-Tegucigalpa, no es raz√≥n ahora para deslegitimar la elecci√≥n de los hondure√Īos.

"En la historia -recuerda a los que se oponen al proceso- las elecciones para regresar a la democracia han sido organizadas por regímenes dictatoriales, han sido producto de golpes de estado, así que no veo porqué decir que estas elecciones son ilegales porque no logramos revertir el golpe de estado".

"Si hay observadores, si el Tribunal Supremo manifiesta su satisfacci√≥n, no veo porqu√© habr√°n de ser ilegales", a√Īade.

El que fuera mediador entre el depuesto presidente, Zelaya, y el presidente de facto Roberto Micheletti, reiter√≥ en la entrevista con Efe su disposici√≥n en principio a reconocer al nuevo gobierno hondure√Īo "si no hay ning√ļn indicio de fraude" porque de lo contrario "el gran perdedor con este golpe de estado ser√° el pueblo hondure√Īo".

"Honduras es un pueblo que ha sufrido mucho, de los países más pobres que hay en América Latina a la par que Haití o Nicaragua; si no es reconocido por los europeos y los EEUU y se acaba la cooperación externa que venía recibiendo -que financiaba el 20 por ciento del presupuesto- el empobrecimiento va a continuar", agrega.

En la pr√≥xima Cumbre Iberoam√©rica de Estoril, Arias preguntar√° a los gobiernos que ya han anunciado que no reconocer√°n al pr√≥ximo ejecutivo hondure√Īo, por qu√© s√≠ han aceptado a los de Ir√°n y Afganist√°n, donde hubo denuncias de fraude electoral.

Trayendo a colaci√≥n el caso de Patricio Aylwin, elegido en 1989 cuando a√ļn estaba vigente el r√©gimen pinochetista en Chile, Arias concluy√≥ que rechazar ahora la elecci√≥n de los hondure√Īos "es un contrasentido".

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad