Mié Dic 7 2016
23ºC
Actualizado 09:58 am

Enemigo silencioso | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-30 05:00:00

Enemigo silencioso

Llega el fin de año y con el, el motivo para celebrar y participar en toda clase de reuniones. Obviamente tampoco puede faltar ese amigo de parrandas: el alcohol.
Enemigo silencioso

Pero, pilas. No siempre en este tipo de encuentros podemos permitir que los menores de edad entren en este espacio, y mucho menos que tengan acceso a las bebidas alcohólicas.

Aunque difícil de creer, se comprueba que los primeros consumos tanto  en niños como en jóvenes, lo hacen en presencia y en compañía de su familia.

¿Por qué la alarma?

En Bucaramanga los jóvenes empiezan el consumo de esta sustancia alrededor de los 13 años.

Así lo determino el trabajo “Abuso de alcohol en niños y adolescentes escolarizados colombianos y factores asociados”, que realizó el grupo de Neuropsiquiatría de la UNAB bajo la dirección del doctor Germán Eduardo Rueda Jaimes.

También en forma inusual tienen acceso a estas bebidas los pequeños entre 9 y 11 años.

Otros en forma muy esporádica lo hacen entre los 14 y 15 años.

Según el doctor Rueda, también Director Científico del Instituto del Sistema Nervioso del Oriente, ISNOR, se cree que antes de los 18 años se corre más el riesgo de que se conviertan en alcohólicos. “Son personas que aún no han llegado a la madurez y no manejan las sustancias adictivas igual que un adulto”.

No tan frecuente

Aunque se considera que en estas edades no es tan frecuente ver la dependencia y parece ser inofensivo, se deben analizar las causas para no correr el riesgo de convertirlo en hábito.

Pueden incidir factores que tienen que ver con la convivencia social, la curiosidad y la necesidad de experimentar nuevas cosas.

Es una edad en la que se es muy vulnerable y se inicia el manejo del dinero. El salir solos y disfrutar de la tan anhelada “libertad”.

A esto también se suma la ansiedad e inseguridad que experimentan algunos jóvenes, quienes se dejan influenciar por sus amigos o personas cercanas a su edad.

Igualmente, el querer incursionar en el mundo de los adultos y romper las pautas que marcan el mundo de la niñez.

¿Por qué beben los adolescentes?

Existen diversas razones:

• Por “Ponerse alegres”, es alcanzar un estado anímico festivo, y salir de la “depre”.

•Por “imitación”, al ponerse a tono con los integrantes de su grupo.

• Por la “presión social,  producida por la publicidad y el estar “in” con otros chicos.

• Por “desinhibirse”, al creer que el trago le da seguridad.

• Salir del “estrés”, generado de sus compromisos escolares y familiares.

• Por “baja autoestima”, al no confiar en sus capacidades.

• Por la “influencia de los amigos”. En esta edad los muchachos son inmaduros y tienen dificultad para manejar sus emociones, lo que los hace más influenciables.

• Por “escapar de su mundo” disfrazando los problemas que tiene a nivel familiar, escolar y social.


Para tener en cuenta:

•El alcohol es una droga depresora del sistema nervioso central que progresivamente inhibe las funciones cerebrales.

• El alcoholismo es el consumo excesivo de bebidas embriagantes que ocasiona problemas físicos, mentales, emocionales, laborales, familiares, económicos y sociales.

• Los jóvenes son psicológicamente inmaduros, tienen dificultad para manejar sus emociones y están en búsqueda de cosas nuevas.

• Entonces: saque sus propias conclusiones y evite el consumo en niños y jóvenes, así sea en cantidades pequeñas. Por ejemplo: “huélalo”, “pruebe a ver a qué sabe”, “un sorbito y no más”.

lista

¿Cómo proteger al niño o al joven de una situación de alcoholismo?

• Brindándole una familia armónica, sin problemas, que lo ayude a crecer.

• Educarlo e incentivarlo a crear hábitos saludables.

• Desde el hogar educarlo en valores.

• Promover la búsqueda de alternativas para divertirse el fin de semana.

• Enriquecer su vida cotidiana.

• Que el ambiente comunicativo en la familia le permita expresar sus ideas e interactuar.

• Retrasar la edad de inicio de consumo del alcohol y que conozca sus perjuicios.

• Promover la formación religiosa, puesto que “se ha comprobado que los jóvenes que siguen estos lineamientos” corren menos riesgo de caer en la adicción, así lo expresó uno de los especialistas.

• Desarrollar una alta autoestima, es decir que confíe en sus capacidades, que no se deje manipular, que sea sensible a las necesidades del otro y que esté dispuesto a defender sus principios y valores.

• “El que tiene elevada autoestima se protege más”.


lista

Pautas a los papás

•  Establezca normas claras en casa, partiendo por dar un buen ejemplo. No es eficaz que los padres sean los que inciten o propicien ambientes para que se dé el consumo de bebidas embriagantes.

• Mejore la calidad de la comunicación con los hijos.

• Revise el grupo de amigos. Que no comparta con muchachos de comportamiento disocial – el que pelea con todos, que no va a clase, que no cumple con sus deberes …

• Motívelo para que practique algún deporte, que le genere disciplina y esté ocupado.

 

lista

Riesgos

Entre otros, la ingesta de alcohol genera riesgos como:

• La posibilidad de accidentarse.

• Contactos sexuales precoces.

• Embarazos no deseados.

• Enfermedades de transmisión sexual.


FICHA TÉCNICA

Nombre del proyecto: “Abuso de alcohol en niños y adolescentes escolarizados colombianos y factores asociados”

Muestra: 2 mil 931 muchachos de 62 colegios de Bucaramanga y su área metropolitana.

¿Quién lo realizó? El Grupo de Neuropsiquiatría de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, UNAB.

¿Quiénes intervinieron? -Dr. Germán Eduardo Rueda Jaimes. -Dr. Paul Anthony Camacho López. -Dra. Jessica Liliana Pinto Ramírez. -Dr. Andrés Mauricio Rangel-Martínez-Villalba.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad