Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
21ºC
Actualizado 07:39 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-11-30 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

“La verdadera preocupación de la humanidad está en los arsenales nucleares y químicos que tienen Estados Unidos y sus aliados.

EU viola los Derechos Humanos, tortura, invade países y tiene cárceles como la de Guantánamo.

En la invasión a Iraq han muerto “cientos de miles de personas” y otras “60.000 en Afganistán”. Desde que dijeron que iban a acabar con el terrorismo, el terrorismo se ha multiplicado por diez.

A Estados Unidos y sus aliados no les preocupan las necesidades de los pueblos, ni la pobreza del mundo. Su único objetivo es acumular “riqueza, poder y placeres, lo consiguen a través de sus armas y mediante la especulación financiera. El sistema de economía mundial ha sido diseñado por ellos y mantiene a 1.000 millones de personas bajo pobreza extrema y a 3.000 millones sin la posibilidad de llevar una vida sana.”

Reflexiones oportunas frente a los últimos acontecimientos en Suramérica.

Es importante que el señor Presidente de la primera potencia mundial, Barak Obama, Premio Nobel de Paz, direccione una nueva política de servicio, de cooperación sincera, de justicia y de paz para los pueblos más pobres y abandonados de la Tierra.

Néstor Tapias Álvarez


Luces y sombras

Fechas tan especiales como la Navidad nos trae buenos pronósticos, a pesar de todos los vaivenes de la política, de las discrepancias, de las actitudes hostiles de unos contra otros (que siempre existirán)  o del cambio climático, entre otros.

En este tiempo se hace más notoria la pobreza. Se estima que 600 mendigos duermen en las calles de Bucaramanga y los que madrugamos, los vemos tendidos entre sus cartones y trapos.

El otro día vi un espectáculo digno de hacer mención, una mujer recién levantada entre sus harapos, arrodillada con sus manos juntas rezando, me conmovió el corazón. Estaba pidiendo auxilio al único que podía ayudarle, al que nunca nos falla.

Esto nos lleva a la sobriedad en nuestras acciones, en las celebraciones de estas fechas y mucha solidaridad, para que todo el mundo tenga su pequeña cuota de felicidad.

Comprender que en la familia humana, que es numerosa, “siempre hay alguien con los pies fríos o la cabeza herida” y desear que los que tienen el poder en sus manos puedan solucionar en parte estos hechos, que a uno como ciudadano del común se le salen de las manos.

Carmen Junoy de Naranjo

Apología a un tirano

Entiendo que los medios de comunicación y la televisión no son para elogios, ni insultos mutuos. Sin embargo, se le permite a un deschavetado ocupar todo el horario triple A que dirige el doctor Elkin Chaparro y el doctor Alfonso Castellanos (en TVC todos son doctores) para hacer apología de Chávez e invitar al movimiento revolucionario dando la dirección y el teléfono de su sede, cosa que tampoco está permitida, pero en TVC todo se puede.

Además , estoy de acuerdo con Jairo Alfonso Martínez sobre la proliferación de sectas que esquilman a sus ovejitas dejándolas sin el pan y sin la lana, pero de ahí, involucrar también a la Iglesia Católica es una falsedad.

La Iglesia  no obliga a sus feligreses a pagar diezmos, ni a ningún otro tipo de dádivas, más bien sostiene numerosas obras sociales.

Graciela de Salcedo

Peligrosa corrupción

Cátedra por todos lares/ asamblea por montón/ resultados no se ven/ hay rapante corrupción.

Corrupción macra y horrible/ por todos los rededores/ no se muestran resultados/ por parte de los controles.

Debiera darle vergüenza/ al Gobierno Nacional/ inútiles ante el crimen/ una desgracia social.

Hay gobernantes dañados/ hay funcionarios canallas/ nunca le cumplen al pueblo/ son payasos de pantallas.

Programas podridos, feos/ tienen en televisión/ pandillas, capos y mafias/ apología y corrupción.

Las denuncias como siempre/ francas y sinceramente/ van hacia politiqueros/ y a oídos del Presidente.

Alberto Flórez Flórez

Por tierras de Guapotá

Estuve en Guapotá, la gente comentaba alborozada que el gobernador de Santander, Horacio Serpa, estuvo por allá de visita comunicando la buena nueva, sobre la realidad, para el año entrante, de la pavimentación del ramal carreteable de acceso al poblado.

Parece, ahora sí, que este anhelo guapoteño llegue a feliz término. La Iglesita en lo alto de la plaza empinada, administrada por un bondadoso sacerdote luce radiante. El viejo techo en ruinas fue demolido, y el nuevo, construido en cañabrava, artísticamente colocada, combina armonioso, con las paredes y muros, en piedra, del sagrado templo. Las imágenes de los santos regresaron a sus nichos, de donde habían sido expulsadas, dan solemnidad al sacro recinto.

Para los viejos guapoteños el balneario de “La Flecha” es algo que nos colma de nostalgia. La carreterita, que al querido lugar nos lleva, se encuentra abandonada por la administración municipal, y hasta el acceso a pie, es difícil.

El alcalde anterior había hecho una especie de parador turístico, con lugar de descanso y parrillas con chimenea para los asados, pero me dicen que alguien derribó un árbol que había cerca, cuyos gajos y ramas cayeron sobre su estructura y arrasó con todo.

Ahí quedaron los escombros como un monumento de la desidia oficial. El puesto de salud que presta asistencia médica a todas las gentes del poblado está a punto de colapsar, sin que autoridad alguna, hasta ahora, se haya dado por aludida de su arreglo y mantenimiento.

Luis Martín Parra Carreño

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad