Una cuenta regresiva para alquilar balcón | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-02 05:00:00

Una cuenta regresiva para alquilar balcón

Pocas obras p√ļblicas realizadas en la¬† historia reciente de la ciudad, hab√≠an despertado tantas expectativas como las que en el presente rodean a Metrol√≠nea.
Una cuenta regresiva para alquilar balcón

Y es que más allá de la transformación que el proyecto de transporte masivo le dejará a Bucaramanga y su área metropolitana tanto en materia de movilidad como de civismo y cultura ciudadana, el clima por estos días gira en torno a un tema bastante más básico: Si se cumplirán o no las promesas hechas por el ministerio de Transporte, el Alcalde y la administración del proyecto, de comenzar operaciones el 22 de diciembre. Es decir, en exactamente 20 días.

Las posiciones en cuanto al tema, difieren diametralmente. Y en tal magnitud, que se podr√≠a hablar de una atm√≥sfera cargada de argumentos de lado y lado en la que el p√ļblico permanece expectante para ver al final qui√©n tiene la raz√≥n.

En una esquina se sit√ļan algunas veedur√≠as ciudadanas as√≠ como un segmento significativo de la opini√≥n p√ļblica, que al observar las obras, sobre todo en el punto de Ca√Īaveral, no ve la manera en que se puedan terminar en menos de tres semanas. A ellas se suman quienes ven falencias en las estaciones y el dise√Īo de las rutas alimentadoras, as√≠ como la escasa difusi√≥n que se le ha hecho a la ciudadan√≠a sobre la manera en que operar√° el sistema.

En la otra orilla de la polémica se encuentran la mayoría de las autoridades nacionales y locales, quienes junto a la gerencia del proyecto, insisten en que a pesar de los obstáculos, el sistema rodará dos días antes de Navidad.

La apuesta, entonces, est√° casada.

Sin embargo, sobre el tema no se puede dejar de decir que la polémica está erróneamente planteada.

Y está erróneamente planteada, porque no se trata simplemente de que los buses comiencen a rodar, como muy posiblemente lo harán así las obras estén inconclusas y la gente no sepa cómo utilizarlos y hasta la manera de pagar por el servicio. Como tantas veces ha sucedido en la historia de este país, la inauguración muy probablemente se hará como sea y a pesar de todo, sin importar el porcentaje de culminación del proyecto.

El punto real a evaluar, es si se comenzar√° la operaci√≥n como se prometi√≥ hace m√°s de tres a√Īos, as√≠ sea √ļnicamente en el tramo hasta Floridablanca. Es decir, con v√≠as alternas bien pavimentadas, las obras del sistema concluidas y la garant√≠a de que los buses actuales saldr√°n de circulaci√≥n para ser chatarrizados, entre muchos otros aspectos.

Y eso, no hay que ser experto en la materia ni menos a√ļn prestidigitador para adivinar que no va a suceder.

Por esa razón, bien valdría la pena que Metrolínea se sincerara con la ciudadanía e informara qué es lo que piensa inaugurar y cómo, para acabar no solo la polémica, sino las falsas expectativas que a la postre pueden irse en contra del mismo proyecto.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad