Una cuenta regresiva para alquilar balcón | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
24ºC
Actualizado 02:00 pm

Una cuenta regresiva para alquilar balcón | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-02 05:00:00

Una cuenta regresiva para alquilar balcón

Una cuenta regresiva para alquilar balcón

Y es que más allá de la transformación que el proyecto de transporte masivo le dejará a Bucaramanga y su área metropolitana tanto en materia de movilidad como de civismo y cultura ciudadana, el clima por estos días gira en torno a un tema bastante más básico: Si se cumplirán o no las promesas hechas por el ministerio de Transporte, el Alcalde y la administración del proyecto, de comenzar operaciones el 22 de diciembre. Es decir, en exactamente 20 días.

Las posiciones en cuanto al tema, difieren diametralmente. Y en tal magnitud, que se podría hablar de una atmósfera cargada de argumentos de lado y lado en la que el público permanece expectante para ver al final quién tiene la razón.

En una esquina se sitúan algunas veedurías ciudadanas así como un segmento significativo de la opinión pública, que al observar las obras, sobre todo en el punto de Cañaveral, no ve la manera en que se puedan terminar en menos de tres semanas. A ellas se suman quienes ven falencias en las estaciones y el diseño de las rutas alimentadoras, así como la escasa difusión que se le ha hecho a la ciudadanía sobre la manera en que operará el sistema.

En la otra orilla de la polémica se encuentran la mayoría de las autoridades nacionales y locales, quienes junto a la gerencia del proyecto, insisten en que a pesar de los obstáculos, el sistema rodará dos días antes de Navidad.

La apuesta, entonces, está casada.

Sin embargo, sobre el tema no se puede dejar de decir que la polémica está erróneamente planteada.

Y está erróneamente planteada, porque no se trata simplemente de que los buses comiencen a rodar, como muy posiblemente lo harán así las obras estén inconclusas y la gente no sepa cómo utilizarlos y hasta la manera de pagar por el servicio. Como tantas veces ha sucedido en la historia de este país, la inauguración muy probablemente se hará como sea y a pesar de todo, sin importar el porcentaje de culminación del proyecto.

El punto real a evaluar, es si se comenzará la operación como se prometió hace más de tres años, así sea únicamente en el tramo hasta Floridablanca. Es decir, con vías alternas bien pavimentadas, las obras del sistema concluidas y la garantía de que los buses actuales saldrán de circulación para ser chatarrizados, entre muchos otros aspectos.

Y eso, no hay que ser experto en la materia ni menos aún prestidigitador para adivinar que no va a suceder.

Por esa razón, bien valdría la pena que Metrolínea se sincerara con la ciudadanía e informara qué es lo que piensa inaugurar y cómo, para acabar no solo la polémica, sino las falsas expectativas que a la postre pueden irse en contra del mismo proyecto.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad