Arbolito lindo...La cara dura de la modernización urbana | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
24ºC
Actualizado 01:48 pm

Arbolito lindo...La cara dura de la modernización urbana | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-02 05:00:00

Arbolito lindo...La cara dura de la modernización urbana

Arbolito lindo...La cara dura de la modernización urbana

Apenas a tiempo para cerrar la administración Moreno. Lo que se espera, claro, es que el impacto en el bienestar sea positivo; que no sea un desastre logístico o financiero, o de justicia social; que no sea un factor de retraso de la economía bogotana. Que no sea agente de desorden o de agitación y violencia callejera. Un traspié o un fracaso del SITP, asegurarían la caída del Polo como partido de gobierno en el Distrito y bloquearían una pretensión presidencial de Samuel. La apuesta ciudadana, económica y política es bien alta.

Hay multitud de asuntos críticos en esta revolución. Menciono sólo uno sobre el futuro de la movilidad bogotana. Se trata de la incertidumbre de la comunidad de propietarios de vehículos, que son más de catorce mil según la información disponible. Hoy, las cuentas típicas del propietario de un bus urbano en Bogotá pueden ser las siguientes: El ingreso operativo neto mensual, que va al bolsillo del propietario, ha de ser de unos tres millones de pesos. Aquí no se tiene en cuenta aún el costo de la depreciación ni el impuesto de renta debido, ni los cargos por reparaciones mayores, pero la suma entera queda bajo el control de los propietarios. En el mundo del SITP, ese mismo vehículo generaría para la cuenta del propietario una suma no superior a un millón y medio de pesos.

A los pequeños propietarios actuales se les ofrecerá convertir sus vehículos en acciones de las operadoras; ello, francamente, no es más que una caricatura en una sociedad cuyo patrimonio de arranque debe ser de varias decenas de miles de millones de pesos. El destino fatal de las nuevas empresas del SITP será el de quedar bajo el control de accionistas de gran tamaño relativo.  Los pliegos de condiciones de la licitación admiten otras figuras de vinculación de los propietarios a tales empresas, pero en todo caso la expectativa de ingresos en los bolsillos de esa comunidad tendrá que caer radialmente.

La modernización es urgente, es razonable, es una obligación con la ciudad. Pero será necesario, en nombre de la justicia social, escuchar las voces de esta comunidad que es realmente el eslabón más débil de la cadena del transporte público colectivo y que requiere una transición social apacible.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad