Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
21ºC
Actualizado 07:15 pm

La hora de la oposición | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-02 05:00:00

La hora de la oposición

Este país anda por muy mal camino; despegamos de Guatemala para aterrizar en Guatepeor. Si los anteriores gobiernos fueron malitos, el actual amenaza con llevarnos al descuadernamiento total. El protagonista principal del desbarajuste –Álvaro Uribe- sostiene que hay que reelegir “sus políticas” ¿A qué se refiere? ¿A reelegir la corrupción generalizada? ¿El desempleo creciente? ¿La pobreza galopante? ¿El desplazamiento masivo? ¿El desastre agrícola? ¿La hecatombe vial? ¿El colapso de la salud y las pensiones? ¿La entrega de los recursos y el territorio a las multinacionales? ¿La soberanía a las tropas gringas? ¿La plata de nuestros impuestos a sus amigos reeleccionistas?
La hora de la oposición

Algunos todavía insisten en que, bueeeno, es cierto que Uribe no ha hecho nada, pero mejoró la seguridad. Sin embargo, las noticias diarias y los estudios nos confirman que ni eso ha funcionado. No podía funcionar pues mientras se agudicen la desigualdad y la degradación social, todas las violencias que padecemos también se acentuarán. Y eso no los vamos a arreglar contratando más policías y soldados. Países sin ejército como Costa Rica tienen mejores índices de seguridad que Colombia, ya que también registran mejores indicadores de desigualdad y corrupción. Es cierto que el Presidente hizo recular temporalmente a las Farc, pero la pregunta es ¿Son estos bandidos de las Farc los responsables de todos los males que aquejan a este país? Es decir, si mañana los mandáramos a todos ellos en un cohete a Marte, sin lugar a dudas los colombianos respiraríamos aliviados, pero ¿será que así se arreglarán todos los problemas reseñados arriba?

El caso es que los colombianos han empezado a despertar –enguayabados- de la turbia luna de miel que mantenían con Uribe, lo que tiene al mandatario al borde de un ataque de nervios. Y está claro que este señor acudirá a todos los medios -legales o ilegales- para perpetuar la pesadilla reeleccionista. De ahí que la oposición política tiene en sus manos una monumental responsabilidad histórica. Una oposición incoherente y dispersa le haría el juego a la reelección indefinida de un régimen que ha agravado peligrosamente la crisis social y económica que ya existía. De ahí que bienvenidos los llamamientos a la unión que se escuchan por los lados del Polo Democrático y el Partido Liberal, para defender el Estado de Derecho, la soberanía y la producción nacional, entre otros.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad