Un gran educador | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-08 05:00:00

Un gran educador

Hace cerca de cinco a√Īos lleg√≥ a Bucaramanga Gerardo Arango S.J. Sus superiores lo hab√≠an enviado como rector al Colegio San Pedro Claver y sin estridencia y con el √°nimo de servir y educar, se dedic√≥ por entero a su tarea.
Un gran educador

Gerardo Arango ven√≠a de ser rector de la Pontificia Universidad Javeriana y al frente de dicha instituci√≥n de educaci√≥n superior hab√≠a adelantado una obra de gran espectro. A√ļn a√Īoran los javerianos su paso por tal claustro.

No conozco a Gerardo Arango, pero siento fascinación por los pedagogos que con desprendimiento forman colombianos y él con gran dimensión humana e inteligencia se dedicó a guiar a los muchachos que estudian en un colegio que ha sido siempre muy cercano a mis afectos, San Pedro Claver.

Gerardo Arango se va de Bucaramanga luego de fructífera presencia entre nosotros. Sus superiores lo trasladaron a Pasto  y está empacando enseres, libros y recuerdos de Santander para llevar consigo. Pero deja muchas y muy valiosas obras en esta tierra.

Al colegio y a quienes actualmente estudian en sus ya a√Īosas aulas por las que tantos hemos pasado, el recuerdo del padre Arango les acompa√Īar√° por siempre pues con certeza y sapiencia fue su rector y como consecuencia de los resultados de las pruebas del Icfes de 2009, San Pedro Claver fue ubicado en el puesto n√ļmero 17 entre los cerca de 100 mil colegios que hay en Colombia.

Este institutor, nacido en Antioquia, políglota, es otro de esos paisas que llegaron a Santander, educaron juventudes y se quedaron para siempre en el recuerdo de sus alumnos. Evoco a otros dos de ellos que viven en la memoria de los santandereanos: el hermano Fernando Arango S.J. y la madre Teresa de la Presentación.

El hermano Fernando Arango S.J., a finales de los a√Īos 30 o a principios de los 40, lleg√≥ al colegio de San Pedro Claver y pas√≥ el resto de su vida en Bucaramanga, formando juventudes. Quienes fuimos sus alumnos guardamos grato recuerdo de ¬ďPate¬íguama¬Ē, de sus competencias entre Roma y Cartago, de su entusiasmo por la obra de los Scouts, de sus acuarios, su museo y los paseos a San Jos√©, en el Morti√Īo. Ah, y de sus legendarios castigos.

Otra antioque√Īa, de Marinilla, que est√° viva en el coraz√≥n de muchos santandereanos es la madre Teresa de la Presentaci√≥n. Si alguien me pregunta por un ser bueno, desprendido, cito a esa monjita inmensa as√≠ fuera de baja estatura, gruesa de carnes, de voluminosa corneta¬† sobre su cabeza y un coraz√≥n sin par.

A esa galería Santander agrega hoy a Gerardo Arango S.J. Mil gracias por la impronta que marcó en una nueva generación de santandereanos.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad