Un gran educador | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 08:54 pm

Un gran educador | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-08 05:00:00

Un gran educador

Hace cerca de cinco años llegó a Bucaramanga Gerardo Arango S.J. Sus superiores lo habían enviado como rector al Colegio San Pedro Claver y sin estridencia y con el ánimo de servir y educar, se dedicó por entero a su tarea.
Un gran educador

Gerardo Arango venía de ser rector de la Pontificia Universidad Javeriana y al frente de dicha institución de educación superior había adelantado una obra de gran espectro. Aún añoran los javerianos su paso por tal claustro.

No conozco a Gerardo Arango, pero siento fascinación por los pedagogos que con desprendimiento forman colombianos y él con gran dimensión humana e inteligencia se dedicó a guiar a los muchachos que estudian en un colegio que ha sido siempre muy cercano a mis afectos, San Pedro Claver.

Gerardo Arango se va de Bucaramanga luego de fructífera presencia entre nosotros. Sus superiores lo trasladaron a Pasto  y está empacando enseres, libros y recuerdos de Santander para llevar consigo. Pero deja muchas y muy valiosas obras en esta tierra.

Al colegio y a quienes actualmente estudian en sus ya añosas aulas por las que tantos hemos pasado, el recuerdo del padre Arango les acompañará por siempre pues con certeza y sapiencia fue su rector y como consecuencia de los resultados de las pruebas del Icfes de 2009, San Pedro Claver fue ubicado en el puesto número 17 entre los cerca de 100 mil colegios que hay en Colombia.

Este institutor, nacido en Antioquia, políglota, es otro de esos paisas que llegaron a Santander, educaron juventudes y se quedaron para siempre en el recuerdo de sus alumnos. Evoco a otros dos de ellos que viven en la memoria de los santandereanos: el hermano Fernando Arango S.J. y la madre Teresa de la Presentación.

El hermano Fernando Arango S.J., a finales de los años 30 o a principios de los 40, llegó al colegio de San Pedro Claver y pasó el resto de su vida en Bucaramanga, formando juventudes. Quienes fuimos sus alumnos guardamos grato recuerdo de “Pate’guama”, de sus competencias entre Roma y Cartago, de su entusiasmo por la obra de los Scouts, de sus acuarios, su museo y los paseos a San José, en el Mortiño. Ah, y de sus legendarios castigos.

Otra antioqueña, de Marinilla, que está viva en el corazón de muchos santandereanos es la madre Teresa de la Presentación. Si alguien me pregunta por un ser bueno, desprendido, cito a esa monjita inmensa así fuera de baja estatura, gruesa de carnes, de voluminosa corneta  sobre su cabeza y un corazón sin par.

A esa galería Santander agrega hoy a Gerardo Arango S.J. Mil gracias por la impronta que marcó en una nueva generación de santandereanos.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad