Temas Urbanos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-08 05:00:00

Temas Urbanos

ADIOS A LAS ARMAS.- Alfredo Molano Braco viene interesado de tiempo atrás en conjurar el olvido, para que no sigan convirtiendo la historia en leyenda, oficial además, dejando por escrito crónicas o declaraciones de parte, de  lo que ha sido este país desde mediados del siglo XX, recorrido por él y vivenciado por nuestra generación.
Temas Urbanos

Usa la observación y análisis sociológicos como herramienta para no quedarse en el puro cuento y nadie cómo él ha narrado el Llano llano sin tantos atardeceres con joropos y la macabra realidad de la violencia selva adentro, siguiendo el corte y a desterrados mineros por trochas, entre fusiles, en más de una docena de libros; y en su valiente trabajo periodístico de denuncia al cual nos tiene acostumbrados, sobre realidades ignoradas voluntaria e involuntariamente por la gran mayoría de los colombianos a quienes  ningún libro, incluídos los de Molano, les llega. Pero peor es callarse.

Esta vez retrotrayendo al Hemingway de 1929, continúa luchando contra la desmemoria en “Ahí les dejo estos fierros” (Ed. Aguilar 2.009), con testimonios de actores en el conflicto armado que quiérase o no continúa viviendo Colombia, de diferentes épocas y tendencias políticas, de los años “sin cuenta”, de las FARC, el EME, el ELN y los paramilitares; todos desmovilizados hoy con la “definitiva imagen viva de mi derrota” como dice una de ellas, Andelfa Altamirano, vinculada allí no más a Piedecuesta: “al dejar aquella mañana los fierros y volver a la vida civil, …no sabíamos que lo entregado era más que las armas, era la ilusión de un mundo mejor, justo, limpio, luminoso… Nos fueron sumergiendo en la vida de los que buscábamos salvar. Una vida del mismo color todos los días” (pg. 138). Cuánta ilusión, crueldad, dureza y tortura legal en 223 páginas para volver a la paz que da miedo. Cuántos nombres conocidos y muertos que hoy continúan próximos al recuerdo.

Cuando inicié la lectura del 6º testimonio sentí aún más la cercanía. El personaje egresado del colegio San Simón de Ibagué, con identidad protegida por obvias razones, resulta ser de la promoción de Alfredo que es la misma mía, pues ingresamos ese enero a Sociología en la U. Nacional con los mismos profesores: Virginia Gutiérrez, Camilo Torres, Orlado Fals, Nelly de Aparicio, Eduardo Umaña, Enrique Valencia… Se me devolvió la máquina del tiempo y sentí un no sé que en no se dónde. Estaba leyendo memorias contra el olvido sobre una generación no perdida sino con huella.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad