De la reconciliación se pasó al abandono | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-10 05:00:00

De la reconciliación se pasó al abandono

Pasado más de un año de que los desmovilizados del Bloque Central Bolívar entregaron oficialmente el llamado “parque de los paracos” que, a la postre, se llamó Parque de la Reconciliación, este escenario está en un estado que desluce su nuevo nombre.
De la reconciliación se pasó al abandono

Los juegos infantiles están inservibles, el pasto alcanza una altura superior a la de los tobillos y las basuras son el pan de cada día. La comunidad del barrio Villarrelys III, donde se ubica, reconoció que son los mismos residentes quienes lo tienen en ese estado.

No obstante, aseguró que la Alcaldía tampoco vela por su conservación. “Mi papá sí, el trabaja con el Municipio y cada rato trae la cuadrilla para que lo limpien, pero a los días ya está otra vez sucio”, expresó Sandra Montoya.

Los niños son los mayores perjudicados, aseguró el residente Eduardo Salcedo. Para él, el terreno se convirtió en un ‘encamadero’ de animales que impide que el escenario cumpla con su función de recrear a la ciudadanía.

De la Administración Municipal pidieron intervención, no sólo para que se limpie y readecue, sino para que represente y esté a la altura de su nuevo significado.

Se revisará si está en listado

En relación al estado del parque, el secretario del Medio Ambiente, Isaac López Cortés, aclaró que a su dependencia sólo le corresponde el embellecimiento de las zonas verdes. Añadió que en la actualidad se le da prioridad a los escenarios que estén en lista de espera y dijo que revisará si el Parque de la Reconciliación esté en ella. De no estarlo, aseguró que lo incluirá en los registros para darle un oportuno mantenimiento.

 

La historia del parque

Por espacio de siete años y cuando las Autodefensas Unidas de Colombia dominaban algunos barrios de Barrancabermeja, el ahora Parque de la Reconciliación fue territorio de violencia. En él, los paramilitares se sentaban a planear sus acciones o a discutir sobre ellas. En su suelo se sentó el extinto Carlos Castaño Gil a celebrar la victoria territorial ganada a la subversión. El 6 de julio del año pasado, un grupo de desmovilizados del Bloque Central Bolívar destruyó la placa que simbolizó la época de la barbarie. En su reemplazo instaló otra, en la que pide perdón a la sociedad civil.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad