Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
22ºC
Actualizado 09:42 am

Parábola… | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-10 05:00:00

Parábola…

Parábola…

- «Una me la como yo, dos las devuelvo, y otras dos las presto».

- «¿A quién le devuelve y a quién le presta?», le dijeron.

- «Les devuelvo a mis padres lo que me dieron en la juventud y les presto a mis hijos lo que me restituirán en mi vejez».

La porción de pan simboliza los dones que hemos recibido de los demás. Especialmente padres y maestros. De ellos recibimos amor, apoyo, protección, servicio, sacrificio, enseñanza, luz, inspiración, conocimiento, motivación, sustento.

Pero es preciso a la vez sembrar en los hijos lo mismo para que nos sea restituido en la edad dorada. Aquí se cumple una vez más la clave de la Riqueza de todo orden, el Circuito de la Abundancia: Dar y Recibir; es la ley universal, es la ley tangible de la ley del amor, es la siembra para cosechar. «Siembra y cosecharás».

Especialmente se debe cumplir esta ley con los padres. Es fundamental la gratitud, ley universal de la vida, porque «la gratitud es fuente de nuevos beneficios». Usted pronuncia la palabra «Gracias» y esa vibración va al cosmos y mueve fuerzas que activan y atraen nuevos favores.

También hay que agradecer, a los maestros, que nos dan la gran riqueza del conocimiento, que abre todas las puertas.

También hay que dar a quienes en cualquier momento nos brindan la oportunidad de trabajar, de ganar dinero, de vivir alguna experiencia, de ser útiles.

¿Cuándo dar?. Ahora. Como dice algún escritor «en vida, hermano, en vida». Mucha gente espera que los demás mueran, para hablar bien de ellos, para llevar flores, para admirar y agradecer. No. Es ahora cuando hay que dar, con alegría y generosidad, servicio y apoyo, amor y motivación, consejo y oportunidad.

La muerte nos recuerda que no hay razones para guardar todo para sí, con avaricia y apego. No somos terratenientes, sino apenas huéspedes, transeúntes en esta tierra. Nadie es dueño de nada. Por más rico que sea, nadie se lleva nada. Los ricos hacen fundaciones para dar y servir: siembran.

“Un hombre puede poseer mil acres de tierra, pero duerme en una cama de dos metros”.

El pan también simboliza la riqueza que debe fluir por todo el universo. Recibir de la vida, usar y enriquecerse, y luego dejar que las cosas sigan su curso y su misión.

Usted respira, se oxigena y expira.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad