La “resurrección” del Ministerio de la Justicia | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Ene 18 2018
19ºC
Actualizado 10:00 pm

La “resurrección” del Ministerio de la Justicia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-11 05:00:00

La “resurrección” del Ministerio de la Justicia

La “resurrección” del Ministerio de la Justicia

La idea, desafortunadamente expresada en tono no académico -como hubiera sido prudente- sino con sabor a zanahoria, señala que si el país quiere que haya nuevamente Ministerio de la Justicia, es imprescindible que se haga una reforma a la Justicia en los términos en que la propondrá el gobierno. Eso le añade al asunto un aroma que no ha debido tener.

Vanguardia Liberal en varios editoriales, publicado el primero de ellos a principios de la administración Uribe Vélez, en 2002, cuando fue llevado al Congreso el proyecto de otorgar al Presidente facultades para, en aras de economía fiscal, fusionar por absorción el ministerio de la Justicia con el ministerio del Interior, manifestó abiertamente que era un error histórico; de entonces a hoy en varios espacios editoriales hemos corroborado tal posición y el paso de los días ha demostrado que teníamos razón.

Por esas calendas el proyecto de Ley, con ponencia del entonces senador Germán Vargas Lleras, hizo tránsito exitoso; el país lleva 7 años dándose cuenta de que una nación tiene un universo más amplio que lo que se llevó a cabo.

Hoy anotamos que pese a que Colombia necesita tanto el Ministerio de la Justicia como una reforma a la Justicia, cada una de ellas es  diferente, autónoma y tratar de amarrarlas con un nudo ciego es otro error.

Quienes argumentaron entonces que el ministerio de la Justicia era sólo un nicho de burocracia, no comprendieron ni comprenden, que en la urdimbre de una democracia tal cartera tiene la función de coordinar las labores de la Rama Ejecutiva con la Rama Judicial y aligerar las tensiones que entre ellas broten como consecuencia de tener Colombia una estructura de poder presidencialista. ¡Cuántos altercados amargos e inconvenientes se habrían evitado si hubiera habido un ministro de la Justicia sensato durante estos años!

Otro aspecto distinto, que debe ser producto de prolijo debate donde se analice cuál es su perfil más acertado, es la propuesta de una reforma a la Justicia. Entre 1964 (cuando se aprobó la que impulsó el entonces ministro de Justicia, Alfredo Araújo Grau) y hoy, se han implementado numerosas de ellas y ninguna ha llegado a puerto firme. De todas se debe extraer el por qué no fueron exitosas para que esta nueva idea no sea otra más.

Una premisa debe tener tal reforma: no puede ser su filosofía el coartar la autonomía de la Rama Judicial para fortalecer aún más el presidencialismo en Colombia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad