Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
20ºC
Actualizado 10:00 pm

El embeleco de la restricción al porte de armas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-11 05:00:00

El embeleco de la restricción al porte de armas

Un número no muy grande de ciudadanos de bien que requieran portar cualquier tipo de arma que nos sea de uso privativo de las Fuerzas Militares y después de someterse a una larga y justificada serie de exámenes, papeleos, entrevistas y pagos de unos valores bastante altos, se hacen acreedores de un salvoconducto para portar el arma.
El embeleco de la restricción al porte de armas

Esta aprobación la dan las brigadas después de haber realizado un concienzudo análisis de los antecedentes, ocupaciones y necesidad del individuo que requiera portarla. Finalmente, se puede portar el arma con restricciones tales como manifestaciones o en sitios de venta de licores etc.

Estos salvoconductos han perdido importancia y vigencia desde que los últimos tres Alcaldes de Bogotá (a partir del 7 de diciembre otros alcaldes y gobernantes hicieron vigente la restricción en sus propios municipios - también engañándose con los resultados deseados) han instaurado la moda restrictiva para el porte legal de armas con salvoconducto (¿Cuando se ha permitido el porte sin Salvoconducto?)

Al parecer estos mandatarios piensan que todos los delitos en la ciudad los cometen personas que portan armas con salvoconducto. Craso error pues son a las únicas personas que se les prohíbe portarlas, dejándolos a merced y facilitándole las operaciones a quienes están pendientes de cometer actos ilícitos (atracos, robos secuestros), pues van seguros de encontrar personas inermes.

Para imponer esta clase de restricciones es importante tener en cuenta y contar con estadísticas que nos demuestren que con la norma se anula el delito. Luego, ¿es posible que las alcaldías tengan información como la siguiente?

1.¿Todos los delitos se cometen con armas con salvoconducto?

2.Alguno se cometen con armas con salvoconducto ¿en qué porcentaje?

3.De los delitos en los que se ubica el agresor ¿cuantos poseen un salvoconducto y cuantos no?

4.Cuantos crímenes, atracos y secuestros se comenten durante estos periodos de prohibición y cuántos cuando no hay restricción.

En los momentos actuales Colombia está viviendo tiempos tormentosos, lo cual hace que la gente busque como mecanismo de seguridad personal la adquisición de armas legales. Entonces, las medidas que se están tomando no pueden tener éxito porque la calentura no está en las sábanas.

Se hace urgente tomar medidas más inteligentes con estudios ampliamente sustentados en los orígenes y circunstancias de los delitos que se le atribuyen a las armas con salvoconducto.

En el fondo, deberían tomarse medidas no restrictivas, que sean pedagógicas y disciplinarias, éticas y sociales, enfocadas hacia la educación mediante el trabajo y hacia la Paz en Colombia.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad