¿La vida vale la pena? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 09:41 pm

¿La vida vale la pena? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-14 05:00:00

¿La vida vale la pena?

Vale en la medida que nuestras capacidades se desarrollen y se logre no la absoluta felicidad, sino cierta felicidad que calme nuestra ansiedad para vivir, que supone la solidaridad y gozar del cielo, la naturaleza, del mar, de la lluvia, del viento que acaricia nuestra cara. Esa es la vida que predican los sabios. Una vida íntegra. Esa es la que buscamos.
¿La vida vale la pena?

¿Vale la pena la vida para un ser humano enfermo?, creemos que insistir en sostener una vida a base de la tecnología médica no es lo que se pretende al desarrollar la medicina y la farmacología. Ella evoluciona sobre todo para dar calidad de vida en lo espiritual y en lo físico. No se busca la inmortalidad, ni la fuente de la eterna juventud, ni beber la leche manada por el seno de una amazona que, dicen, prolonga la vida que amamos.

Ver una fotografía del generalísimo Franco pocos días antes de morir, donde lo muestran lleno de tubos, de vendajes, donde apreciamos un anciano decrépito que todavía se agarra a la vida de un hilo que ya se rompe, da lástima. También cierta compasión ver a ese ser que supuestamente fue tan poderoso y que gobernó a España con la cruz y un fusil, tendido en una camilla respirando ya el aliento de la muerte que lo acecha, como lo acecharon los cortesanos y aduladores de siempre, que rodean al poder como aquí, como allá (a Luis XIV, lo rodeaban los cortesanos cuando hacía del “cuerpo”, cuando salían sus “peos” y todos alegres elogiaban su olor que decían, era a rosas y a perfumes).

Cómo no preocuparse cuando la medicina trata de salvar el cuerpo, pero no lo logra cuando a base de cirugías, de modificaciones, aparatos e inyecciones cambia (es justo para algunas) el rostro de una mujer que fue bella, que quiere seguir siendo bella, pero el tiempo no lo permite siempre y entonces, es cuando se ven esas caras que ya no pueden sostener un músculo, que se vuelven como un “mandril” de tantas cirugías que se han hecho.

Cada uno tiene su forma de hacer de su vida lo que quiera, al fin y al cabo es su vida, son sus ganas de vivir siempre jóvenes y bellas. También es bello, quizá lo es más, ver una anciana a quien el tiempo no ha sido capaz de arrebatar su belleza natural ni su alegría, porque logran vivir más hacía lo espiritual y menos de lo que digan.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad