HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-15 05:00:00

HAGASE OIR

Sucesos cotidianos En 1.980 desempe√Īaba el cargo de C√≥nsul en la poblaci√≥n venezolana de San Antonio en el estado T√°chira. Compr√© un reloj de pulso un s√°bado a un vendedor ambulante en C√ļcuta por la suma de veinte mil pesos. El reloj era fino.
HAGASE OIR

Lo puse en mi mu√Īeca y al d√≠a siguiente amaneci√≥ parado. Lo llev√© a una relojer√≠a y lo arreglaron por mil pesos. Al d√≠a siguiente volvi√≥ y se par√≥. Lo llev√© otra relojer√≠a y me lo arreglaron por mil doscientos pesos. Los dos arreglos en C√ļcuta. Lo llev√© por tercera vez a una relojer√≠a, pero esta vez en San

Antonio. El relojero de San Antonio me dijo: el reloj no tiene nada, hay que darle cuerda. Dele cuerda todas las noches y ver√° que le funciona. As√≠ lo hice. Me dur√≥ diez a√Īos, funcionando bien, no volvi√≥ a pararse jam√°s.

Al Consulado de San Antonio entró una vez en horas de la tarde, un venezolano y me vendió un anillo de oro. Me dijo que era del abuelo, ya fallecido. Se lo  compré más que todo por ayudarlo. A los ocho días el anillo estaba negro. Era de cobre. Conclusión: En todas partes del mundo hay ladrones y gente honrada. Es la condición del género humano. De esto no hay la menor duda.

Guillermo Reyes Jurado


Mendicidad importada

Desde hace algunos d√≠as se ha hecho notoria en Bucaramanga una nueva clase de pordioseros que literalmente ha invadido sem√°foros, puentes, andenes y avenidas de la ciudad. Se destacan entre los dem√°s por ser personas sanas y j√≥venes, acompa√Īadas de mujeres y ni√Īos de raza Afrocolombiana.

Su procedencia, seg√ļn los mismos carteles que portan, es del Choc√≥, bastante distante de nuestra regi√≥n.

Como no he podido quitarme de enzima la fea costumbre de ser malpensado, se me ocurre que tal vez estas personas nos fueron ¬ďimportadas¬Ē de Antioquia y particularmente de Medell√≠n, regi√≥n lim√≠trofe con el Choc√≥ y paso obligado de las migraciones chocoanas.

Los paisas est√°n estrenando alumbrado navide√Īo y les sale m√°s barato fletar el transporte de estos molestos visitantes que soportarlos molestando a los turistas.

Si bien no los he contado y con seguridad no hay un censo, se cuentan por decenas en una nueva modalidad de mendicidad, donde quienes la practican no son personas viejas ni inválidas sino hombres y mujeres en plena capacidad física y mental.

Aunque pequemos de indolentes, es claro que quienes dan limosna en la calle est√°n fomentando el negocio y de paso cerrando la posibilidad de que estas personas se vean obligadas a trabajar.

Y a todas estas ¬Ņque est√° haciendo la alcald√≠a para controlar este fen√≥meno?

Pedro José Pinilla Orejarena

 

Mensaje de Navidad y a√Īo Nuevo

Que el espíritu de Cristo que habita en cada uno de nosotros refleje en esta Navidad, el Amor, la Prosperidad y la Paz en vuestros hogares.

Un a√Īo mas que se va, con todas sus experiencias y otro que se inicia, pleno de prometedoras oportunidades, y que el mayor deseo sea de: abundante salud y con ella Felicidad duradera. Que Dios los bendiga siempre.

Anita Covelli de Fernandez

Editorial sobre porte de armas

Interesante la reflexi√≥n del Vanguardia Liberal de diciembre 13 sobre el hecho de que los colombianos de bien tienen que permanecer durante 30 d√≠as expuestos a las manos de la delincuencia, cuando estos √ļltimos tienen plena seguridad de que los ciudadanos del com√ļn por esta √©poca no pueden portar armas para defenderse. Quienes han sido escogidos por las fuerzas militares para portar un arma, no les lleg√≥ esta asignaci√≥n al azar, no, son cuatro cient√≠ficos (m√©dicos) en cuatro ramas diferentes de la medicina que califican a cada colombiano como apto para portar un arma o rechazado si es del caso. Mucha raz√≥n tiene Vanguardia cuando dice que los costos de estos menesteres son muy onerosos, para que de un momento a otro este derecho se interrumpa. ¬ŅQui√©nes solicitan esta restricci√≥n? El Vicepresidente Francisco Santos, el exministro Juan Manuel Santos y otros con cargos por el estilo, pero olvidan que ellos no necesitan portar armas porque cuando visitan cualquier calle¬† o ciudad del pa√≠s, tal regi√≥n queda inmovilizada por la actividad militar y son custodiados por guardaespaldas de todas las instituciones y √©stos est√°n armados hasta los dientes. Por eso no son capaces de ponerse en los zapatos de los ciudadanos que tienen una persona y bienes que cuidar, pero desafortunadamente los colombianos debemos soportar las corazonadas de los ilustres mandatarios.

Alirio Rueda Navarro

¡Qué atrasados!

Los lugares mundialmente p√ļblicos no se cierran por la visita de mandatario alguno. Ni siquiera cuando alg√ļn Rey los visita. ¬ŅSe imaginan cerrar la muralla china cada vez que fuera un mandatario, o el gran Ca√Īon del Colorado o las cataratas de Iguaz√ļ etc.? Lo tendr√≠an que hacer semanalmente! El domingo 13 de diciembre en Panachi cerraron la v√≠a porque un hijo del Presidente de la Rep√ļblica iba de visita con su esposa.¬† ¬ŅSe imaginan qu√© pas√≥ y qu√© imagen se llevaron quienes llev√°bamos a extranjeros? Un dejo de atraso es lo que se demuestra con estos procederes y eso que nos queremos vender en turismo mundialmente. Qu√© falta de respeto con el p√ļblico visitante.¬† Demasiado parroquiales en el actuar.¬†¬†¬†¬† Amparo Rueda G.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad