HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Ene 24 2018
20ºC
Actualizado 07:50 am

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-15 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Lo puse en mi muñeca y al día siguiente amaneció parado. Lo llevé a una relojería y lo arreglaron por mil pesos. Al día siguiente volvió y se paró. Lo llevé otra relojería y me lo arreglaron por mil doscientos pesos. Los dos arreglos en Cúcuta. Lo llevé por tercera vez a una relojería, pero esta vez en San

Antonio. El relojero de San Antonio me dijo: el reloj no tiene nada, hay que darle cuerda. Dele cuerda todas las noches y verá que le funciona. Así lo hice. Me duró diez años, funcionando bien, no volvió a pararse jamás.

Al Consulado de San Antonio entró una vez en horas de la tarde, un venezolano y me vendió un anillo de oro. Me dijo que era del abuelo, ya fallecido. Se lo  compré más que todo por ayudarlo. A los ocho días el anillo estaba negro. Era de cobre. Conclusión: En todas partes del mundo hay ladrones y gente honrada. Es la condición del género humano. De esto no hay la menor duda.

Guillermo Reyes Jurado


Mendicidad importada

Desde hace algunos días se ha hecho notoria en Bucaramanga una nueva clase de pordioseros que literalmente ha invadido semáforos, puentes, andenes y avenidas de la ciudad. Se destacan entre los demás por ser personas sanas y jóvenes, acompañadas de mujeres y niños de raza Afrocolombiana.

Su procedencia, según los mismos carteles que portan, es del Chocó, bastante distante de nuestra región.

Como no he podido quitarme de enzima la fea costumbre de ser malpensado, se me ocurre que tal vez estas personas nos fueron “importadas” de Antioquia y particularmente de Medellín, región limítrofe con el Chocó y paso obligado de las migraciones chocoanas.

Los paisas están estrenando alumbrado navideño y les sale más barato fletar el transporte de estos molestos visitantes que soportarlos molestando a los turistas.

Si bien no los he contado y con seguridad no hay un censo, se cuentan por decenas en una nueva modalidad de mendicidad, donde quienes la practican no son personas viejas ni inválidas sino hombres y mujeres en plena capacidad física y mental.

Aunque pequemos de indolentes, es claro que quienes dan limosna en la calle están fomentando el negocio y de paso cerrando la posibilidad de que estas personas se vean obligadas a trabajar.

Y a todas estas ¿que está haciendo la alcaldía para controlar este fenómeno?

Pedro José Pinilla Orejarena

 

Mensaje de Navidad y año Nuevo

Que el espíritu de Cristo que habita en cada uno de nosotros refleje en esta Navidad, el Amor, la Prosperidad y la Paz en vuestros hogares.

Un año mas que se va, con todas sus experiencias y otro que se inicia, pleno de prometedoras oportunidades, y que el mayor deseo sea de: abundante salud y con ella Felicidad duradera. Que Dios los bendiga siempre.

Anita Covelli de Fernandez

Editorial sobre porte de armas

Interesante la reflexión del Vanguardia Liberal de diciembre 13 sobre el hecho de que los colombianos de bien tienen que permanecer durante 30 días expuestos a las manos de la delincuencia, cuando estos últimos tienen plena seguridad de que los ciudadanos del común por esta época no pueden portar armas para defenderse. Quienes han sido escogidos por las fuerzas militares para portar un arma, no les llegó esta asignación al azar, no, son cuatro científicos (médicos) en cuatro ramas diferentes de la medicina que califican a cada colombiano como apto para portar un arma o rechazado si es del caso. Mucha razón tiene Vanguardia cuando dice que los costos de estos menesteres son muy onerosos, para que de un momento a otro este derecho se interrumpa. ¿Quiénes solicitan esta restricción? El Vicepresidente Francisco Santos, el exministro Juan Manuel Santos y otros con cargos por el estilo, pero olvidan que ellos no necesitan portar armas porque cuando visitan cualquier calle  o ciudad del país, tal región queda inmovilizada por la actividad militar y son custodiados por guardaespaldas de todas las instituciones y éstos están armados hasta los dientes. Por eso no son capaces de ponerse en los zapatos de los ciudadanos que tienen una persona y bienes que cuidar, pero desafortunadamente los colombianos debemos soportar las corazonadas de los ilustres mandatarios.

Alirio Rueda Navarro

¡Qué atrasados!

Los lugares mundialmente públicos no se cierran por la visita de mandatario alguno. Ni siquiera cuando algún Rey los visita. ¿Se imaginan cerrar la muralla china cada vez que fuera un mandatario, o el gran Cañon del Colorado o las cataratas de Iguazú etc.? Lo tendrían que hacer semanalmente! El domingo 13 de diciembre en Panachi cerraron la vía porque un hijo del Presidente de la República iba de visita con su esposa.  ¿Se imaginan qué pasó y qué imagen se llevaron quienes llevábamos a extranjeros? Un dejo de atraso es lo que se demuestra con estos procederes y eso que nos queremos vender en turismo mundialmente. Qué falta de respeto con el público visitante.  Demasiado parroquiales en el actuar.     Amparo Rueda G.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad