Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 05:21 pm

Contralor denunció situación indigna en las cárceles del país | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-16 05:00:00

Contralor denunció situación indigna en las cárceles del país

La situación humanitaria en la mayoría de las cárceles del país sigue siendo crítica. Por eso la Contraloría General de la República lanzó ayer un llamado de alerta al Estado, por lo que consideró “una falta de política penitenciaria seria”.
Contralor denunció situación indigna en las cárceles del país

Además de revelar preocupantes cifras sobre el incremento del hacinamiento en los centros de reclusión, el Contralor General, Julio César Turbay, denunció irregularidades en la construcción de once cárceles, cuyo costo asciende a los $90 mil millones.

Turbay Quintero agregó que al momento de construir las penitenciarías importa más la seguridad que los Derechos Humanos de los reclusos.

“Los diseños no son los adecuados. No se tiene en cuenta el bienestar de los presos por pensar en la seguridad de la estructura”, precisó.

En este sentido, denunció que en casos como los pabellones de sindicados de La Picota y Jamundí, la luz solar no entra de manera directa sobre los internos y ni siquiera por un tiempo limitado.

Por esta razón la Contraloría anunció el inicio de un juicio de responsabilidad fiscal. “Esas construcciones fueron ordenadas por la Corte Constitucional y las irregularidades y las faltas son evidentes”, dijo Turbay Quintero.

La entrega de los once complejos sólo se ha cumplido en un 70%, con atrasos en las obras de 9 meses en promedio.


CÁRCELES PARA MUJERES

Como parte de su denuncia, el Contralor General, Julio César Turbay, se mostró preocupado por la falta de centros de reclusión aptos para mujeres.

Puntualmente se refirió a la Cárcel de Valledupar donde, según dijo, los pabellones fueron pensados para los hombres y no ofrecen condiciones óptimas para el personal femenino.

“La política penitenciaria del país adolece de consideraciones de género”, indicó el Contralor General.

En el caso de la cárcel del Buen Pastor, en Bogotá, aseguró que no hay camas, cobijas y colchonetas suficientes y se presentan casos extremos en los cuales las internas duermen en el suelo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad