El ambiente político | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-18 05:00:00

El ambiente político

Culmina el año con la más oscura situación que se haya presentado en las últimas cinco décadas, en materia de política electoral. Las acciones orientadas a mover los resortes necesarios para reformar la Constitución Nacional con el fin de incluir en el ordenamiento jurídico la posibilidad de una segunda reelección presidencial, han llevado a que a escasos cinco meses de la cita democrática, no se vean con claridad, candidatos, programas, ni partidos.
El ambiente político

El caudillismo efectista que rodea la figura del presidente Uribe ha cambiado sustancialmente la forma de hacer política en nuestro país, confirmando la atomización de los partidos, dispersando ideologías y de contera, propiciando alianzas surgidas exclusivamente de conveniencias derivadas de la necesidad de subsistir en el escenario público.

El Jefe de Gobierno habla con estadísticas: es contundente su énfasis en los indicadores sobre disminución de la violencia insurgente, aspecto sobre el que logra su mandato aceptación prácticamente unánime. Muestra datos sobre mejoría en cobertura en servicios públicos para los sectores más desfavorecidos de la población y sobre disminución en el desempleo, puntos éstos, sobre los que hay opiniones encontradas. Con su moderna oratoria, dueño del respaldo en las encuestas, hace varios meses se encuentra en plena campaña electoral, sin haberse pronunciado expresamente al respecto. Si la reelección presidencial se tratara de un evento eminentemente fáctico, no sujeto a reglas jurídicas, probablemente Uribe obtendría nuevamente la mayoría en las urnas; pero, acontece, que hay disposiciones constitucionales precisas, que hoy, le imposibilitan el mantenerse en el poder.

Los analistas aventuran comentarios sobre los posibles escenarios jurídico-políticos para inicios del 2010. Quienes consideran que el camino de reforma está viciado, esperan un pronunciamiento pronto y concreto de la Corte Constitucional. Muchos sostienen que la alta corporación mantendrá su posición de no fallar sobre aspectos de fondo sino de forma, con lo cual, la conclusión puede tomar caminos diferentes, en los que no debe descartarse el allanamiento del camino a las aspiraciones reeleccionistas. Los enfrentamientos del Ejecutivo con la Corte Suprema de Justicia y las fricciones entre la Procuraduría General de la Nación y las altas cortes, enrarecen aún más el ambiente. El partido liberal no muestra una figura que aglutine; ha perdido poder de convocatoria y por eso apunta a la búsqueda de alianzas. El conservatismo, instalado comodamente en el Gobierno, ha dejado de ser opción política y el Polo tiene que solucionar sus problemas internos antes de pensar en candidaturas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad