Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 3 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

Seremos indocumentados | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-18 05:00:00

Seremos indocumentados

Lamentablemente entraremos a la lista de indocumentados a partir del 1° de enero del año 2010 por la ineficiencia de la Registraduría Nacional del Estado Civil que no ha sido capaz de procesar nuestra nueva cédula de ciudadanía, pese a haberla pedido y tramitado desde el 7 de agosto del 2007, es decir, hace 28 meses, según consta en certificado que poseemos.
Seremos indocumentados

Definitivamente, que en Colombia el Estado haga algo bien es una excepción y con el tema de las cédulas como con el del Runt, se está ratificando la endémica incompetencia de las instituciones oficiales,  capaces de crear desórdenes extraordinarios con los cuales sólo pierden  los ciudadanos del común.

La verdad es que no somos nosotros los únicos afectados con tanta ineptitud, pues muchas personas han tramitado su documento con la anticipación debida y tampoco han obtenido respuesta favorable, enfrentando la amenaza de una muerte civil si el gobierno no se apersona del asunto y aplaza la entrada en vigencia de la nueva cédula mientras resuelve este otro despelote social anunciado.

Entendemos que quienes no han hecho el trámite respectivo se puedan ver afectados por su propia negligencia;  lo que no aceptamos es el que se nos sancione a quienes hicimos las cosas a tiempo por la ineficiencia de una institución oficial en el manejo de los asuntos propios de su natural esencia.

Lo curioso del asunto es que al final de la historia seremos los ciudadanos los únicos perjudicados, pues como sucede siempre en Colombia, al responsable del caos, en este caso el Registrador Nacional del Estado Civil, no le pasará nada porque en Colombia   los burócratas caen para arriba, por lo que no será de extrañar que al Funcionario lo asciendan como un reconocimiento al desorden que generó.

Resulta increíble que frente a temas tan sensibles  pueda más la ineficiencia institucional que la realidad social, lo cual explica el silencio cómplice del alto gobierno que ni ve ni oye ni entiende. Colombia es así… que la muerte nos coja confesados.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad