“En plata no se sabe cuánto costó revelar la verdad” | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 08:30 am

“En plata no se sabe cuánto costó revelar la verdad” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-20 05:00:00

“En plata no se sabe cuánto costó revelar la verdad”

En 325 hojas está una verdad que 20 años después le duele al país. Más que el informe de la Comisión de la Verdad, es el recuento de un momento trágico e histórico para Colombia, es la época en que el Gobierno Nacional intenta dialogar con la fuerza insurgente del M-19 y que la naturaleza, con la tragedia de Armero, también se ensaña con un territorio que aún no se repone.
“En plata no se sabe cuánto costó revelar la verdad”

El informe de la Comisión de la Verdad revelado esta semana por uno de sus integrantes, el hoy presidente de la Corte Constitucional Nilson Pinilla, es un texto que merece ser leído de principio a fin precisamente por el objetivo para el cual fue escrito: recuperar la verdad, no repetir la historia y perdonar.

Lo más difícil según contó el Magistrado fue recoger la información, hacer más de 100 entrevistas y leer voluminosos expedientes.

Durante dos años trabajaron sin apoyo económico ni asistencia técnica. Era una comisión Ad Honorem que se autofinanció muchos gastos hasta que los ayudó el Centro Internacional de la Justicia Transicional y pudieron concluir la tarea.

“En plata no se sabe cuanto costo revelar la verdad al país, pero era un deber de ciudadano”, acotó el Presidente de la Corte Constitucional.


preguntas y respuestas

¿Cuál fue el punto que los llevó a concluir la responsabilidad del Estado?

“El presidente (Belisario) Betancur fue muy claro en repetir e insistir en que él le dio una orden a la fuerza pública de restablecer la democracia, recuperando el Palacio de Justicia con respeto de la vida de los rehenes y los guerrilleros, pero después su comunicación con el Ejercito fue nula, el Ministro de Defensa en principio ni siquiera le pasó al teléfono… el Presidente no pudo ejercer su papel de Comandante Supremo de las fuerzas militares, él dice que no podía dirigir un combate, pero sí podía tomar decisiones macro como la de cese al fuego que tanto le fue insistida y no la tomó. La realidad es que tanto las fuerzas armadas como el M-19 en un uso excesivo de armas, conllevaron a una suspensión del Estado de Derecho porque durante todo ese tiempo imperó el empleo de las armas”.

El Presidente admite que tenía malas relaciones con el Ejército y el Ejército dice que se sentía ignorado en el proceso de paz que avanzaba en ese momento entre el Gobierno y el M-19. ¿Se podría pensar que el Ejército actuó de esa manera en un intento de reivindicar su fuerza?

“Hubo un objetivo de aniquilamiento del M-19 y a eso se dedicaron, usaron armas de gran capacidad de destrucción en un edificio cuya fachada era de concreto, pero que en su interior la división de las oficinas eran de madera y vidrio, de manera que había una gran capacidad de destrucción”.

¿El Ejército actuó con rabia por sentirse desconocido en la toma de decisiones de ese momento?

“Tenía frustraciones represadas porque consideraban que no se les había dejado actuar. En Corinto hubo burlas del M-19 contra el Ejército, intentaron secuestrar al comandante, el General Samudio se había robado las armas del Cantón del Norte, en la toma a la Embajada, el Ejército no pudo actuar y había unos procesos de paz en los cuales no se le consultó a la comandancia, entonces se concentraron unas angustias de no poder desempeñarse en la derrota”.

¿Con estas revelaciones de la Comisión de la verdad, cambia el rumbo de la historia de Colombia? ¿Qué queda para el futuro?

“Queda el gran mensaje de no repetición como una reparación para las víctimas y como una seguridad para las generaciones futuras, de que una conducta como esa no quedará impune”.

¿Realmente se resarce el daño de las víctimas, dándoles a conocer la verdad?

“Así lo expresaron, nos han llegado muchas comunicaciones de gratitud”.

¿Cuál fue el testimonio que más les llamó la atención?

“Muchos, pero el más impactante fue el de Carlos Rodríguez, el padre de Carlos Augusto Rodriguez, que era el administrador de la cafetería y salió vivo del Palacio acompañado de miembros de la Fuerza Publica. Este señor siempre estuvo ahí, pendiente de saber qué pasó con su hijo y veíamos paulatinamente que su salud se deterioraba. En alguna ocasión nos expresó que quería perdonar, pero no sabía a quien”.

¿Quedó alguna verdad más por decir o por comprobar?

“No pudimos esclarecer todo, por ejemplo, qué pasó con los cuerpos de los desaparecidos, tampoco pudimos saber qué ocasionó el ultimo incendio que fue el más devastador. Son temas que quedan pendientes…”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad