La CPI comienza a husmear | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-24 05:00:00

La CPI comienza a husmear

La repentina aparici√≥n en Colombia del fiscal de la Corte Internacional de Justicia resultante del Pacto de Roma, es indicio elocuente de que su entidad se dispone a asumir el conocimiento de cuanto caso se haya producido en medio de un conflicto armado de singulares y quiz√° √ļnicas caracter√≠sticas de cuantos saturan el convulso universo de la guerra mundial.
La CPI comienza a husmear

El plazo de siete a√Īos que el Gobierno de Colombia obtuvo al adherirse al Pacto de Roma est√° por concluir, lo que nos situar√° en dependencia absoluta del tribunal internacional para conocimiento de hechos punibles a la luz del Derecho Internacional Humanitario. Raz√≥n tuvo el Gobierno del Presidente Pastrana en pedir un plazo, en espera de que los siete¬† a√Īos permitir√≠an poner fin a nuestra confrontaci√≥n armada, con el iluso proceso de paz del cagu√°n.

Pero el t√©rmino fijado result√≥ demasiado corto, como era f√°cil prever ante la ambigua y torticera conducci√≥n de los di√°logos ¬Ė jam√°s fueron negociaciones ¬Ė por las Farc. En plena contienda, el politizado tema de los derechos humanos se ven√≠a utilizando por las ONG proclives con la subversi√≥n para acusar a comandantes de la Fuerza P√ļblica de violaciones no pocas veces inexistentes.

No termina el período de gracia, cuando ya la Corte Internacional muestra sus garras. La intervención se ve venir, lo cual no admitiría objeción si no existiese la prevención de considerar el caso colombiano como fuente de atropellos y trangresiones delictuosas al principio jurídico de la lesa humanidad. Presisposición que oficiosos coletivos y asociaciones de abogado no hubiesen propiciado con el doble propósito de lesionar el Estado Colombiano y golpear a sus Fuerzas Armadas en las personas de sus más prestigiosos generales y oficiales superiores, por una parte, y ganar para si jugosas tajadas de las indemnizaciones millonarias que obtienen para las víctimas de semejantes abusos.

La eventualidad de que la vigencia del Pacto se produzca en la postvictoria contra Farc y Eln, en nada suaviza tan dura perspectiva. Prueba de ello, comisi√≥n de la verdad que revive a√Īos despu√©s lo acaecido en el Palacio de Justicia, no para inculpar a los cabecillas guerrilleros de entonces sino a los militares que rescataron de su asalto sangriento y fan√°tico no solo la vulnerada Casa de los Jueces sino los centenares de civiles que lo ocupaban en esa hora sombr√≠a de nuestra historia contempor√°nea.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad