Tras meses de protestas, maoístas nepalíes amenazan con una huelga indefinida | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-22 14:48:01

Tras meses de protestas, maoístas nepalíes amenazan con una huelga indefinida

Tras meses de agitación política en Nepal, país sumido en un delicado proceso de paz tras el fin de la guerra en 2006, el líder de los maoístas, el ex primer ministro Pushpa Kamal Dahal, alias Prachanda, amenazó hoy con convocar una huelga general indefinida.
Tras meses de protestas, maoístas nepalíes amenazan con una huelga indefinida

Los maoístas exigen la formación de un nuevo Ejecutivo liderado por ellos y protestan contra la decisión de mayo del presidente, Ram Baran Yadav, de mantener en el cargo al ex jefe del Ejército Rookmangud Katawal.

"Nos veremos obligados a convocar una huelga indefinida general si no se dan pasos para rectificar la decisión inconstitucional del presidente y se forma un Gobierno nacional para el 24 de enero", amenazó Prachanda.

El líder maoísta lanzó este mensaje en un mitin ante miles de seguidores frente a la sede del Parlamento nepalí para cerrar una huelga que ha paralizado el país durante tres días.

El Partido Mao√≠sta de Prachanda encabezaba el Gobierno hasta que intent√≥ destituir al jefe del Estado Mayor y el presidente lo evit√≥, algo que empuj√≥ a los mao√≠stas a abandonar el Ejecutivo (ahora liderado por el Partido Marxista-Leninista) e iniciar una campa√Īa de agitaci√≥n.

Katawal se retir√≥ del servicio en agosto pero ello no ha evitado que los mao√≠stas contin√ļen con su pulso pol√≠tico: intentan convencer al resto de partidos para aprobar una resoluci√≥n parlamentaria contra la decisi√≥n del presidente y piden al mismo Yadav que admita que cometi√≥ un error.

"Si el presidente es acusado tendría que venir al Parlamento a defender su posición, y esto es inconstitucional", dijo a Efe el secretario general del gobernante Partido Marxista-Leninista, Ishwor Pokhrel.

"Seg√ļn la Constituci√≥n, el presidente viene al Parlamento s√≥lo para presentar el programa anual del Gobierno y para defenderse frente a una moci√≥n de censura", razon√≥.

De acuerdo con Pokhrel, los mao√≠stas no quieren presentar una moci√≥n de censura porque son conscientes de que la perder√≠an, ya que a pesar de ser el mayor partido parlamentario gracias a su triunfo electoral de 2008 tienen s√≥lo 238 de los 601 esca√Īos de la Asamblea.

Pero los mao√≠stas contin√ļan embarcados en su cruzada para "restaurar la supremac√≠a civil" y, seg√ļn el portavoz mao√≠sta Dinanath Sharma, seguir√°n "presionando" a los partidos pol√≠ticos para lograr "democracia".

"Había una necesidad de expulsar al jefe del Ejército porque estaba en contra del cambio y la integración de los combatientes maoístas en el Ejército, y por insubordinación", dijo a Efe Sharma.

Los maoístas se habían enemistado con el jefe del Ejército por haber reclutado a nuevos soldados para las Fuerzas Armadas, algo que consideraban una violación de los acuerdos de paz de 2006 entre el Gobierno y la antigua guerrilla maoísta.

La integración de 19.602 ex combatientes maoístas en el Ejército y la redacción de una nueva Constitución son las principales patas del proceso de paz, sacudido por la inestabilidad política.

El plazo para escribir el proyecto de Constitución vence el próximo 28 de mayo de 2010, pero puede ser aplazado seis meses si existe un acuerdo a tal efecto por parte de los partidos políticos.

Por ahora, sin embargo, los trabajos han sido escasos y las diferencias entre las formaciones afectan a cuestiones fundamentales, como el sistema de Gobierno y la estructura federal.

Los mao√≠stas quieren un sistema presidencial, pero el resto de las formaciones lo prefieren parlamentario; y adem√°s, no existe acuerdo sobre el n√ļmero total de provincias en un Nepal federal y las bases para establecer esa divisi√≥n regional.

Durante su mitin, Prachanda achacó hoy el fracaso de sus rondas de conversaciones con el resto de partidos a que los miembros del actual Gabinete son "marionetas" de la India, por lo que aseguró que ahora hablará "directamente" con Nueva Delhi, poco interesada en un Gobierno maoísta en Nepal.

"Los maoístas deben ser más responsables y acabar con este punto muerto -razonó a Efe el periodista Narayan Wagle, que dirige el diario nepalí Nagarik-. Son el mayor partido político y tienen que regresar al parlamento en vez de usar técnicas intimidatorias".

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad