De nuevo a la normalidad | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-28 05:00:00

De nuevo a la normalidad

¬ďQu√© jartera¬Ē, ¬ďqu√© ch√©vere¬Ē, ¬ďrico ya salir de tanto jolgorio¬Ē, ¬ďahora s√≠, a comenzar con las pilas puestas¬Ē, o ¬ďtodo preparado para comenzar el a√Īo¬Ē, son entre otras algunas de las frases que por estos d√≠as escuchamos.
De nuevo a la normalidad

Esta clase de comentarios hacen parte del diario vivir y de las √ļltimas horas y d√≠as del a√Īo, no s√≥lo por parte de j√≥venes en busca de nuevas aventuras; sino de parejas que desean formalizar su compromiso y dar el gran paso; de familias que quieren reconciliarse y de hijos que anhelan independizarse o cambiar de ciudad.

En fin, son un sinn√ļmero de proyectos, planes o sue√Īos por cumplir.

Esto hace parte de ¬ďabrir de nuevo los ojos ante una realidad que se hab√≠a postergado para dar paso a una serie de celebraciones, pero que es la hora de aterrizar, contextualizar en un presente, puesto que la vida contin√ļa¬Ē, afirm√≥ el¬† psicoterapeuta familiar sist√©mico, Augusto Montagu Cote.


Retomar

A algunos se les facilita, puesto que después de recargar energías a nivel afectivo, producto del encuentro con la familia, se sienten optimistas y con nuevos ánimos, mientras que otros quisieran como que el calendario no corriera y aplazar el comienzo de las actividades normales.

Como una etapa ¬ďde mayor claridad de lo que se quiere en la vida y con nuevos deseos de hacer las cosas lo mejor que podamos¬Ē, defini√≥ la psic√≥loga cl√≠nica Beatriz Serrano de Serrano, este comienzo.

La profesional también afirma que es llegar con actitud positiva y renovada para retomar los nuevos meses y así construir de la mejor manera lo que será este inicio.


Enfrentar realidades

Es así como se le denomina a esta nueva etapa de la vida que emprende la familia después de haber afianzado los lazos afectivos, de compartir la celebración de la Navidad y haber impregnado su corazón y su vida de nuevos objetivos progresistas.

Para todos los integrantes del hogar ha sido un alto en el camino el que se ha hecho, donde se ha reflexionado no sólo acerca de lo transcurrido en el 2009, sino de lo que será esta nueva etapa donde se propenderá por el crecimiento de todos y cada uno de sus integrantes.

¬ďEs retomar c√≥mo queremos seguir vi√©ndonos como familia en un futuro, con una actitud positiva y renovada. Donde se crezca paulatinamente y habiendo dejado atr√°s discordias, resentimientos y desacuerdos. Es con un coraz√≥n dispuesto y un acto de amor desinteresado que se emprende el nuevo camino¬Ē, puntualiz√≥ Augusto Montagu Cote, m√©dico y mag√≠ster en Psicolog√≠a cl√≠nica y de familia.


¬°Oh rutina!

Seg√ļn la terapeuta ocupacional Laura Clemencia Rey U., especialista en Integraci√≥n Sensorial, ¬ďVolver a la normalidad es regresar a la rutina diaria y a horarios preestablecidos.

Nunca se debe perder del todo la rutina, las normas claras como comer en una mesa, tomar las tres comidas o ver solo un programa de televisi√≥n al d√≠a, no debe ser alterado por motivo de festividades, y en realidad por nada, pero se deben dar otros beneficios como trasnochar un poco y no madrugar tanto. Cumplir algunos deseos y manejar un ambiente m√°s infantil que de adultos, es otra de las opciones antes del regreso a la actividad normal¬Ē.

LA VOZ DEL EXPERTO

Dra. Yadira Mateus

Psicóloga

¬ŅQu√© implica volver a la normalidad despu√©s de tantas fiestas?

¬ďEl regreso a la normalidad despu√©s de las festividades constituye para muchas personas un cambio abrupto. Luego de un per√≠odo de muchas celebraciones llega de nuevo la rutina otorgada por el trabajo y las preocupaciones propias del mundo productivo.

Para otros, sin embargo, es la oportunidad para realizar un proceso instrospectivo que oriente a la consecuci√≥n de nuevas metas y proyectos¬Ē.

¬ŅCu√°l debe ser la actitud para este nuevo a√Īo?

¬ďAnte todo, actitud positiva. No hay plan que funcione si no se imprime la energ√≠a necesaria para que resulte exitoso¬Ē.

¬ŅCu√°les ser√≠an las recomendaciones?

Teniendo en cuenta que la transici√≥n entre las festividades y el regreso a la normalidad es bastante estrecha, se recomienda celebrar con entusiasmo a trav√©s de las manifestaciones de cari√Īo y amor, pero sin incurrir en los excesos sugeridos por la sociedad de consumo. Con excesos me refiero a aquellas acciones que se realizan bajo impulso (compras compulsivas, abuso de alcohol y comida, entre otras) y que no son previamente planificadas pues tienden a dejar una sensaci√≥n de malestar con el paso de la celebraci√≥n.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad