Publicidad
Publicidad
Dom Dic 4 2016
20ºC
Actualizado 06:49 pm

El espect谩culo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-28 05:00:00

El espect谩culo

En Colombia, parece que ninguna noticia interesa a nadie si no la dice Uribe, si no la dice Castrill贸n, el que sonaba para Papa, si no la dice la radio o la prensa para convertirla en espect谩culo. La muerte de un gobernador que ten铆a como escolta a un solo polic铆a no estremece a nadie, la masacre de mujeres y de ni帽os, tampoco estremece a nadie, la quitada de cabezas, los asesinatos en serie, las violaciones, sino son hechas espect谩culos, no conmueven a nadie.
El espect谩culo

Si hay un senado que huele a cloaca, si hay un senado que recibi贸 y aplaudi贸 de pie a los jefes paramilitares, que fren茅ticamente los elogiaban para despu茅s traicionarlos, para despu茅s decir que nunca estuvieron con ellos cuando recibieron muchos favores (no dicen que son m谩s del 60% de honorables senadores), que est谩n atragantados por el dinero que recibieron untado de sangre para sus campa帽as. Eso tampoco conmueve a esta Colombia. Se tolera todo porque parece que los criterios 茅ticos son un estorbo para la vida ciudadana. Bueno, no dicen que la mentira fue instalada como 聯instrumento de gobierno聰 por ese general del siglo antepasado que compet铆a, sin merecerlo por una gloria que siempre le fue esquiva.

Si hubiera un antipersonaje en este 2009, deber铆a ser el Senado, donde la autonom铆a no existe, donde la aplanadora pasa aprobando cuanto proyecto envi茅 el gobierno, cuanto se le ocurra a los secretarios, a los asesores. No solamente estaba involucrado el 60% de los senadores en la parapol铆tica, sino que los que quedaron como reemplazos tambi茅n, estuvieron en eso, todo estaba sucio, pero lo grave es que los que quedaron porque no les toc贸 la investigaci贸n al no tener v铆nculos, tampoco fueron dignos y no renunciaron y soportaron las embestidas permanentes del gobierno.

La aplanadora salv贸 a Uribito y a su subalterno, el ministro Fern谩ndez en el senado. Ah铆, no import贸 la verdad sino el poder. La manipulaci贸n del mismo para no dejar caer un ministro mediocre y mentiroso (vuelve una vez m谩s la mentira a ser 聯instrumento de gobierno聰). Ver salir a un ministro que minti贸 todo el tiempo, que hasta copi贸 sus palabras, sonriendo como un c铆nico, deja a la ciudadan铆a un sabor de impotencia y de indecencia.

Pero ese es el poder y hay 聯que ejercerlo聰, dicen, los que leen a Maquiavelo al pie de la letra.

La aplanadora por 煤ltimo, volvi贸 delito la 聯dosis m铆nima聰: con raz贸n dec铆a mi pap谩 que este pa铆s es conservador y santanderista.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad