Pasémosla por inocentes | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-12-28 05:00:00

Pasémosla por inocentes

En este d√≠a, cabe recordar que es en el estado de inocencia donde anclan las ilusiones, el altruismo, la visi√≥n de las cosas que sabe desprenderse de los ego√≠smos, de los intereses particulares, en fin de las ataduras materiales para so√Īar e imaginar un mundo de cosas mejores. Tal vez, la reuni√≥n sobre cambio clim√°tico, fue la inocentada de los pueblos en este a√Īo, cuando las naciones fueron llamadas, a la vista de las grandes cat√°strofes que se avecinan, a establecer compromisos vinculantes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero con el prop√≥sito de frenar el calentamiento progresivo del planeta y su efecto devastador.
Pasémosla por inocentes

La reciente reuni√≥n de Copenhague, si bien es cierto, cont√≥ con la presencia de los jefes de estado de los m√°s importantes pa√≠ses, lo cual es se√Īal inequ√≠voca de por lo menos cierta preocupaci√≥n, defraud√≥ a ambientalistas y cient√≠ficos pues s√≥lo se lograron manifestaciones de buena voluntad y la promesa de volver a reunirse en enero pr√≥ximo para definir objetivos de reducci√≥n en la emisi√≥n de gases y retomar el tema a finales del pr√≥ximo a√Īo en la conferencia sobre el clima, prevista por la ONU en M√©xico. Como siempre, se impuso la l√≥gica del poder y las grandes potencias, productoras del mayor volumen de elementos contaminantes y depredadores del medio ambiente, hicieron gala de su actitud evasiva a la hora de adquirir compromisos verificables.

Una muestra m√°s de que la sociedad global es un asunto de los intereses de la econom√≠a y apenas un asomo precario de unidad en torno a problemas de otra √≠ndole, como el caso del hambre, la pobreza y el cuidado ambiental, que a√ļn siguen siendo un asunto marginal y a duras penas el sue√Īo de los rom√°nticos y de los inocentes. Entre tanto, el mundo seguir√° la l√≥gica de su destrucci√≥n y cuando a las grandes sociedades tambi√©n les llegue la hora cr√≠tica, ese ser√° el momento de ver que tambi√©n fueron inocentes frente a la terca ilusi√≥n de que el dinero lo resuelve todo.

A todos los lectores va un especial agradecimiento por su atenci√≥n a esta columna de opini√≥n y desearles lo mejor para el pr√≥ximo a√Īo, cuando ciertamente tendremos definiciones importantes para nuestro futuro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad