Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 03:39 pm

Real Madrid gana la Supercopa de Espa√Īa con remontada √©pica | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-24 22:44:29

Real Madrid gana la Supercopa de Espa√Īa con remontada √©pica

El Real Madrid conquist√≥ su primer t√≠tulo de la temporada, la Supercopa de Espa√Īa, remontando al Valencia la eliminatoria y un resultado en contra con nueve jugadores, tras las expulsiones de los holandeses Van der Vaart y Van Nistelrooy, con exhibici√≥n de Arjen Robben ante Robinho enclaustrado en el banquillo.La 'bomba Robinho' ha comenzado a tener una onda expansiva positiva en la plantilla del Real Madrid, que se ha unido a√ļn m√°s si cabe. El equipo, sin el brasile√Īo, ignorado tambi√©n por la afici√≥n del estadio Santiago Bernab√©u tras pedir que le dejen marcharse al Chelsea, protagoniz√≥ un triunfo repleto de raza, para comenzar ilusionando a su afici√≥n en una temporada que afronta sin fichajes de relumbr√≥n.
Real Madrid gana la Supercopa de Espa√Īa con remontada √©pica

El duelo tuvo dos actos radicalmente distintos. El primero esperanzador para un Valencia en plena reconstrucción, gracias al planteamiento de Unai Emery. En el segundo sólo existió el Real Madrid que remontó a base de coraje.

Naci√≥ el partido con una superioridad num√©rica valencianista, clave en el centro del campo. Emery at√≥ en corto a Guti y Van der Vaart. El Real Madrid se qued√≥ sin creaci√≥n. Se perdi√≥ en balones largos con nulas posibilidades para Ra√ļl y Van Nistelrooy. Sin Marchena, el cacique de la defensa valencianista, Albiol y Alexis comenzaron a buen nivel.

Menos seguridad mostraba Hildebrant. No atajó ninguno de los dos disparos de Van der Vaart y Van Nistelrooy (minutos 6 y 11). El Real Madrid no tenía claridad, pero sus lanzadores no lo pensaban a la hora de chutar. Mientras, el Valencia destruía con su doble pivote eterno, Albelda-Baraja, y a su control del partido le faltaba la pegada de Villa y Silva.

Su aparición fue cuestión de minutos. En el primer momento que Villa dejó de pelearse con Heinze y Silva encontró espacio, el Valencia tocó con criterio hasta que el esférico llegó a Silva, que desde la frontal ajustó su disparo al palo izquierdo. Imparable para Casillas.

El Real Madrid ya necesitaba dos goles para remontar y el nerviosismo aparecía en el Bernabéu. El paseo del Sevilla de la pasada Supercopa (3-5), aparecía en la mente de todos, más si cabe, desde que Van der Vaart fue expulsado por una dura entrada a Mata que desquició al Real Madrid.

Revolucionados, protestaron cada acci√≥n a Iturralde Gonz√°lez. Desquiciados como mostr√≥ la imagen de Robben rega√Īando a un joven recogepelotas que tard√≥ en darle el esf√©rico. El descanso era necesario para Schuster.

Y le vino bien al Real Madrid. Cambi√≥ radicalmente su imagen. Tir√≥ de garra en la segunda mitad, en la que no se not√≥ que jugase en inferioridad num√©rica. Con su nueva cara, se reivindic√≥ el √ļnico jugador con desborde que no se llama Robinho: Robben. Sobre todo desde que cambi√≥ la banda izquierda por la derecha, para superar siempre a Moretti, que sufri√≥.

El Valencia parec√≠a pecar de conformismo ante un Real Madrid lanzado. El empate ayudaba a√ļn m√°s. Un cabezazo de Van Nistelrooy golpeaba en la mano de Moretti. Penalti y suspenso. El que dio Iturralde hasta que decidi√≥ el color de la cartulina. Toc√≥ amarilla. El enfado del Bernab√©u no paraba de crecer.

Van Nistelrooy cruzó su disparo a la red y el Real Madrid se lanzó a por la remontada. Robben lideró siempre la reacción. Hasta en cuatro ocasiones su despliegue físico acabó en disparos a la portería de Hildebrant. Lanzado llegó a pecar de egoísmo, en una acción en la que Ramos entraba a placer, pero con Robinho en el banco el extremo holandés se sentía protagonista.

Se acobardó el Valencia y ni la segunda expulsión del partido, la de Van Nistelrooy por doble amarilla, consiguió frenar al Real Madrid. Sergio Ramos hacía estallar a su afición, aprovechando un rechazo tras remate de Diarra al larguero.

Un gol serv√≠a al Valencia, que lo intent√≥ a la desesperada. Dej√≥ huecos a un equipo con nueve y el Real Madrid los supo aprovechar. Higua√≠n y De la Red desataron la locura con dos goles finales. Y Morientes acudi√≥ a su cita con el gol cada vez que pisa el Bernab√©u para permitir un triunfo sufrido hasta el √ļltimo segundo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad