Publicidad
Jue Jul 27 2017
20ºC
Actualizado 10:00 pm

Para no seguir en las mismas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-02 05:00:00

Para no seguir en las mismas

En estos días, como sucede sin falta todos los años por estos días, empezamos con los remordimientos por lo que no hicimos, por lo que hicimos mal y por lo que hemos debido hacer mejor para terminar con rezos, promesas de cambio y por fijar una serie de ilusiones que, al final del nuevo año, tampoco se cumplirán.
Para no seguir en las mismas

El problema de que pasen los calendarios y sigamos en las mismas, o peor, es que jamás buscamos seriamente cambiar, no vamos más allá de lo que se nos fijó en el cerebro desde pequeños. Es bueno, útil y necesario buscar nuevas alternativas, mirar la vida de manera distinta, pensar en otras cosas. Les dejo, con ese propósito, algunas de las sabias palabras de Krishnamurti. Échenles cabeza que de seguro les aportarán algo diferente.

“La mayoría de nosotros acepta las cosas muy fácilmente, somos crédulos porque ansiamos consuelo, seguridad, esperanza, deseamos que alguien nos salve y aceptamos con prontitud y facilidad como también, con igual facilidad negamos, según como esté el clima de nuestra mente”

“Las personas tienen toda clase de imágenes, ven a Krishna, a Cristo, a Buda y piensan que han logrado algo. Ese fenómeno es simple y muy claro: es una proyección de su propio condicionamiento, de sus temores, esperanzas, de su deseo de seguridad. No hay nada notable respecto de estas visiones, son el producto de nuestro inconsciente, el cual ha sido condicionado en el temor. Cuando nos hallamos quietos, ese inconsciente irrumpe con sus imágenes, sus símbolos, sus ideas. Por lo tanto las visiones, los trances, las imágenes e ideas, no tienen absolutamente ningún valor”

“El hombre que ora es como el que tiene su mano en el bolsillo de otro. El hombre de negocios, el político y la sociedad competitiva oran por la paz; pero no hacen más que engendrar guerras, odios y antagonismo. Eso no tiene sentido, no es racional”

“La virtud florece todo el tiempo en bondad; uno pudo cometer un error, haber hecho algo feo, pero eso se ha terminado; uno se mueve, florece en bondad porque se conoce a sí mismo. Habiendo echado esos cimientos, es posible dejar de lado las oraciones, murmurar palabras y adoptar posturas”

“Nuestra oración es una súplica, pedimos algo que no tenemos derecho a pedir, porque no vivimos, porque no somos virtuosos. Queremos algo pacífico, grande, que enriquezca nuestras vidas, pero hacemos todo lo opuesto; destruimos, nos volvemos vulgares, mezquinos, estúpidos”.

¡Feliz año para todos!

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad