Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

¿Lo hará? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-02 05:00:00

¿Lo hará?

¿Lo hará?

Hemos vivido veinte años desde entonces, con el triunfo del capitalismo en batalla resonante sin disparar un tiro, porque el sistema comunista se hundió delante de ese hecho, y advino su reforma en momentos inesperados.  Muchas gentes miraron a sus figuras humanas cuando anunciaban la redención de los pueblos mediante sus características y estatizaciones.  No fue así, produjo la escasez, la dictadura, y la consecuente corrupción que no se curó con penas de muerte y procedimientos crueles como los confinamientos en Siberia.  Igual puede expresarse del sistema nazista, que para no pocos fue esperanza de redención popular, que devino en ruina, atraso, fatalidades de guerra.

Los dos sistemas yacen sepultados; y los territorios que ocuparon mantienen otras formas de gobierno, sin merma de la importancia mundial que tienen como países del mundo avanzado.  ¿Pero cuáles son las obras que el capitalismo retarda, y la agravación de los problemas sociales acucia?  Porque el mundo capitalista está en mora de encabezar el movimiento esperado, que cambie la vida de las gentes, para que no sufran hambre ni desnudez.  De no ser así, los demagogos u políticos utópicos ocuparán los espacios vacíos. Hacer  causa común con la pobreza, aplicar paliativos o realizar acciones individuales no conducen a la solución de los graves problemas actuales, ni corrige las emigraciones que buscan mejor vida y horizontes mejores.

El capitalismo debe fijar metas para que funcionen universalmente; las gentes a su servicio deben de estar cumpliéndolas doquier.  La historia se acelera a ojos vistas y se hace poco en tal dirección.  ¿Cuáles son los problemas que esperan  del capitalismo soluciones?  La enumeración es parcial: la desigualdad, la explotación, la diferencia entre norte y sur, la superpoblación, el deterioro del medio ambiente que limita el trabajo en el campo, la corrupción, en fin, un nuevo orden económico internacional.  Ha de acreditar el capitalismo que su causa final y sus procedimientos conducen a la paz.  El ser abomina la guerra.  Hay propósitos excelentes que propician la paz.  Necesario es que forjemos bienestar general antes de que sea tarde.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad