Publicidad
Publicidad
Dom Dic 11 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

Remesas, a la baja | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-03 05:00:00

Remesas, a la baja

La crisis mundial y el deterioro en las cifras de empleo de países como España y Estados Unidos, ha generado una consecuencia directa en miles de familias colombianas: los recursos que reciben de sus familiares en el extranjero, también disminuyó.
Remesas, a la baja

Según los datos del Banco de la República, en el primer semestre de 2009 llegaron al país 2.085 millones de dólares, mientras que en el mismo período de 2008 se reportaron 2.330 millones de dólares.

Esto significa que llegaron 245 millones de dólares menos, lo que representó una reducción del 10% que afectó al menos a 4 millones de hogares.

Para Leonor Sánchez, quien recibe dinero de su esposo todos los meses desde Barcelona, España, no son sólo cifras, es una realidad. “El año pasado las cosas iban un poco mejor, de recibir unos 400 euros mensuales, hemos pasado a 200. No es porque él no quiera, sino que las cosas allá están difíciles. Hemos tenido que recortar gastos y los niños tuvieron que pasar de colegio privado a público para 2010”, aseguró.

De acuerdo con las cifras del Banco Emisor, entre enero y junio de 2008 los trabajadores colombianos en otros países ingresaron 245 millones de dólares más que en igual periodo de este año. Las que más decrecieron fueron las provenientes de Venezuela, que cayeron en el 27% en el primer semestre de 2009, con la entrada de 68 millones de dólares.

Desde Estados Unidos la disminución fue notable: circularon 159 millones de dólares menos, que significan un descenso del 18,5%.

De los US$3,000 millones que se recibieron por remesas en los primeros tres trimestres de 2009, el 29.6% fue para el Valle del Cauca, el 16.2% para Antioquia y el 12.4% para Risaralda.

2010 no se ve mejor

Pero la mala noticia no es sólo la disminución, sino el sostenimiento de las cifras bajas.

Un estudio realizado por el director de Remesas y Desarrollo del centro de análisis Diálogo Interamericano, Manuel Orozco, el año próximo la situación seguirá por similar camino, e incluso, para Latinoamérica, será “un año duro, con tendencias más negativas que en 2009”.

De acuerdo con el informe, el envío de remesas a Latinoamérica crecerá apenas alrededor de un 5% en 2010.

Según el estudio, los emigrantes mandarán a sus países un 12% menos que el año anterior, debido, principalmente, a la pérdida de empleo, la caída de los salarios y la reducción de la migración.

De confirmarse esos datos, un millón 300 mil hogares dejarán de percibir ese dinero en 2009 y otros cinco millones recibirán 5% menos.

Para expertos del Banco de la República, la situación dependerá fundamentalmente de las cifras de recuperación que tengan los países de los que proviene el dinero: “Si en Estados Unidos, España, Ecuador y Venezuela, principalmente, comienzan a recuperarse empleos, las cosas tendrán otro desenlace, pero si la crisis mundial continúa, seguramente los colombianos emigrantes tendrán mayores dificultades económicas y, por su puesto, sus familias deberán recortar en alimentación, educación y ahorro, que es para lo que fundamentalmente se usan las remesas”, anotaron funcionarios de la entidad.


Situación difícil

Pedro Jaimes, un ingeniero civil que reside en Valladolid, España, admite que la situación está difícil y cree que ese país será uno de los últimos en recuperarse de la crisis.

“Yo trabajo mucho con colombianos en el tema de la construcción, pero está prácticamente paralizada en España. Esto deja a muchos sin empleo, o con horas limitadas de trabajo”, dice.

Mientras que Francisco Paredes, otro emigrante a Estados Unidos, asegura que también la tasa de cambio está originando dificultades.

“Antes enviábamos 500 dólares al mes, a una tasa de cambio de $2.800, era un buen dinero para mis hijos; pero ahora envío 400 dólares y además a menos de $2.000, no les alcanza para nada”, explica el químico farmacéutico.

Para Enrique Montes, investigador del Banco de la República, definitivamente la reducción en el envío de las remesas hacia Colombia también puede estar relacionada con otra coyuntura: “La caída del dólar seguramente hizo que los migrantes colombianos, siempre pendientes de la tasa de cambio, enviaran menos dólares por la misma cantidad de pesos”.

 

En América Latina

Pero si en Colombia llueve, en el resto de América Latina no escampa.

En México, Brasil y Ecuador las remesas han tenido descensos bastante altos. Por ejemplo, el envío de dinero hacia México bajó 18%, en Ecuador el 14%, y en Brasil el 15%.

Los ‘manitos’ están desesperados con la situación. Sólo en el mes de octubre de este año las remesas que envían los mexicanos que viven en el exterior se derrumbaron un 36% en comparación con el mismo mes de 2008, la peor caída mensual en más de una década.

Esto, según estudios, se debe a que la mayoría de los mexicanos que trabajan en países como Estados Unidos, lo hacen en sectores como la construcción, que se encuentran en quiebra.

En Ecuador, aunque el flujo de remesas que ingresó al país en el segundo trimestre de 2009 sumó 609,7 millones de dólares, un incremento del 9,7% respecto al primer trimestre; según el Banco Central de ese país, en comparación con el mismo periodo del año 2008, se experimentó una reducción del 19,7%.

La situación es explicada por expertos de esa Nación debido al aumento del desempleo registrado en los Estados Unidos, uno de los destinos más importantes de los migrantes ecuatorianos, junto con España e Italia.

En Salvador también se ha sentido la crisis, hasta el mes de noviembre, las remesas recibidas por familias salvadoreñas ascendieron a US$3,128.5 millones, registrando una disminución del 9.3% con relación al mismo período del año anterior, informó la Gerencia de Estudios y Estadísticas Económicas, del Banco Central de Reserva de El Salvador.

Sólo en noviembre de 2009, el monto de remesas familiares fue de US$262.7 millones, cifra levemente inferior a la recibida en el mismo mes de 2008, que fue de US$264.8 millones.

Dinero, ¿para qué?

De acuerdo con el “Estudio sobre migración internacional y remesas en Colombia”, realizado por Jorge Luis Garay y Adriana Rodríguez, el producto del trabajo de muchos de los cerca de tres millones de colombianos que viven en el exterior es usado como gasto en vestuario, salud o educación y en muy contadas ocasiones en inversión patrimonial, afectando su estabilidad y desarrollo a la hora de retornar al país.

El estudio da cuenta de cerca de 4 mil 842 millones de dólares que llegaron por concepto de remesas desde el exterior en 2008. El Valle del Cauca fue el que más giros recibió, con un 29.3%, seguido del Eje Cafetero con un 26.1%, Cundinamarca y Bogotá con un 15.3%. Antioquia con el 13% y el resto a diferentes regiones del territorio nacional.

Aunque más del 54% de los colombianos que reciben giros del exterior quisieran invertirlos en vivienda, sólo el 15% se destina efectivamente en esta materia, discriminados en un 9% para el pago de arriendo y sólo un 6% para la compra de un inmueble.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad