So√Īemos pero actuemos contra la corrupci√≥n | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-03 05:00:00

So√Īemos pero actuemos contra la corrupci√≥n

Cuando so√Īamos con un pa√≠s mejor, con menos pobreza y desigualdad, encontramos barreras dif√≠ciles de superar pero no imposibles. Cuando algunos cre√≠an que la paz era una quimera, el presidente Uribe nos dio a todos una lecci√≥n y nos dej√≥ una esperanza. Afortunadamente, al ver las plataformas de todos los candidatos, la pol√≠tica llamada ¬ďseguridad democr√°tica¬Ē se est√° convirtiendo en pol√≠tica de Estado, gracias a cada uno de los colombianos que con su participaci√≥n individual, a trav√©s de comentarios, su voto, las encuestas de opini√≥n, han presionado a los que buscan ser elegidos a¬† comprometerse¬† con el electorado a continuar esta prop√≥sito.
So√Īemos pero actuemos contra la corrupci√≥n

La otra gran barrera que nos agobia hoy es la corrupci√≥n. Transparencia Internacional¬† la define como el abuso de los encargados del poder para obtener ganancias privadas. Si todos los ciudadanos fu√©ramos completamente conscientes¬† de sus perniciosos efectos, lo pensar√≠amos dos veces antes de aceptar o tolerar lo que vemos a diario: b√ļsqueda de chantajes, demoras de pagos sin untada, generaci√≥n de empresas subcapitalizadas para evitar los riesgos, imposici√≥n de sobrecostos improductivos, deterioro de nuestras instituciones y el enlace con las bandas y carteles del crimen organizado. Adem√°s de estos costos directos, vemos c√≥mo se retarda el crecimiento econ√≥mico y nos deja en el c√≠rculo vicioso de la pobreza. Nuestro capital humano se desv√≠a en la b√ļsqueda de ingresos f√°ciles, se distorsionan los gastos del gobierno, se reduce la eficacia de las ayudas y subsidios, el pa√≠s queda m√°s sensible a las diferentes crisis y los mercados se vuelven m√°s vol√°tiles.

Pero no estaremos todos, ¬Ņcolaborando en privado con lo que criticamos en p√ļblico? ¬ŅCu√°ntos de los lectores han comprado contrabando, libros o m√ļsica pirata, sobornado un agente de tr√°nsito? La corrupci√≥n como el c√°ncer, avanza e invade todo el tejido social, por lo que se hace indispensable que su control se convierta tambi√©n en pol√≠tica de Estado y ello es imposible si con su voto, opini√≥n y comentarios, no presionamos a los que buscan ser elegidos a comprometerse y nosotros a aportar nuestro grano de arena.

No es f√°cil encontrar una soluci√≥n. En la breve historia de Colombia se critic√≥ duramente al expresidente Turbay cuando dijo que hab√≠a que bajarla a sus justas proporciones. Tal vez ten√≠a raz√≥n, y un camino es ir avanzando en su control.¬† La m√°s notoria es tal vez la contrataci√≥n p√ļblica pero no es la √ļnica. Se hace necesario un r√©gimen m√°s simple pero m√°s controlado, que evite la burla de sanciones por parte de los responsables. Una ciudadan√≠a que no tolere abusos de los contratistas y cuente con mayor eficacia y atenci√≥n a sus denuncias. La muerte pol√≠tica de los funcionarios en los casos comprobados y la imposibilidad de volver a contratar a las empresas y sus socios de ser encontrados culpables.

Se hace necesario disminuir las tentaciones. ¬ŅSi la multa vale cuatrocientos mil pesos y el arreglo veinte mil, no deber√≠amos bajar la multa?¬† Tal vez todos so√Īamos con un pa√≠s sin corrupci√≥n, pero la b√ļsqueda de la perfecci√≥n no nos alejar√° de los efectos pr√°cticos? ¬ŅNo nos gustar√≠a vernos m√°s cerca de Finlandia y Dinamarca con calificaciones de 3 y 6 que de Rusia y L√≠bano con 74 y 76, disminuyendo la nuestra de 51 que nos da Joel Kurtzman?

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad