Cuando llega la hora de partir | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 09:55 pm

Cuando llega la hora de partir | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-04 05:00:00

Cuando llega la hora de partir

Juliana, una joven de 22 a√Īos, ya profesional y que tiene como meta especializarse, viajar√° pr√≥ximamente a Bogot√° para hacer realidad su sue√Īo.
Cuando llega la hora de partir

Por estos días sus padres, manejan sentimientos encontrados, por una parte la felicidad y certeza de que ella tomó la mejor decisión.

No obstante, por otro lado, sufren la tristeza y nostalgia, sumados a la incertidumbre de cómo afrontará este nuevo reto.

Y como es de esperarse durante las ¬ď√ļltimas cenas¬Ē o compartiendo actividades como el arreglo de la maleta se hace inevitable que se les entrecorte la voz o dejen correr una que otra l√°grima.

Depresión, angustia, nostalgia, tristeza, sensación de vacío y desolación, son algunos de los sentimientos que afloran por esta época, ya que después de las vacaciones se recobra el ritmo normal de la vida.

Es as√≠ como despu√©s del reencuentro y la expectativa por organizar reuniones y fiestas es necesario ¬ďponer los pies en la tierra¬Ē.

Alejarse del ¬ďnido¬Ē

La familia es el ¬ďnido¬Ē en el que se forman las personas, all√≠ se establecen v√≠nculos y se inicia el proceso de socializaci√≥n, por lo que despegarse de ella representa cierta incertidumbre.

¬ďSi la ausencia va a ser por largo tiempo, puede darse lo que en psicolog√≠a se llama ¬ďduelo¬Ē, que no es otra cosa que ¬ďel dolor que se sufre al sentir que algo nuestro se pierde¬Ē, manifest√≥ el psic√≥logo, Domingo Jaimes Maldonado.

As√≠ mismo, coment√≥ el experto que cuando la separaci√≥n es por corto tiempo y existe la esperanza cercana de volver al ¬ďnido¬Ē, a seguir con los lazos afectivos, ese espacio se convierte en una oportunidad de vivir nuevas experiencias, establecer nuevos v√≠nculos o solidificar relaciones con otros integrantes del grupo familiar.

El psic√≥logo se√Īala que en el caso de la edad, para los adolescentes es una posibilidad de cambiar de entorno, escapar por as√≠ decirlo de la rutina y del ¬ďr√©gimen de los padres¬Ē. Mientras que para los adultos, tiene otras connotaciones, como permitirles definir el futuro y buscar nuevas experiencias, pero con sensatez y responsabilidad.

¬ŅC√≥mo afrontar la partida?

Seg√ļn los especialistas consultados por Vanguardia Liberal, desprendernos de los seres queridos no es algo f√°cil y depender√° de cada persona lograrlo y cortar esos lazos que no le permit√≠an por as√≠ decirlo ¬ďcrecer¬Ē.

Generalmente, se busca seguridad en los otros y m√°s si se trata de nuestros padres o personas que han estado ligados afectivamente a nuestras vidas.

¬ďA veces el dolor generado por la partida de otros, radica en la necesidad de sentirse protegido, amado, acompa√Īado, pero con el tiempo descubriremos que quienes quedamos debemos asumir el mundo de manera responsable retomando la importancia de ¬Ďs√≠ mismo¬í como seres constructores de nuestro¬† propio universo¬Ē, dijo el asesor pedag√≥gico Olivar Toloza.

Salir por primera vez

Para el docente y asesor pedag√≥gico, Francisco Olivar Toloza, el darle paso a una vivencia como desprenderse de la familia, es un ¬ďhecho positivo y fundamental, si se trata de poner en juego las ense√Īanzas recibidas al interior del hogar¬Ē.

El experto agreg√≥ que es inevitable que haya temor a enfrentar una nueva experiencia y a no saber administrar la libertad de la que ¬ďgozar√°¬Ē a partir del momento en que se marcha.

Por su parte, el psic√≥logo cl√≠nico Juan Jos√© Ca√Īas Serrano asegura que se ¬ďconfigura un desaf√≠o, un reto, que es asumido de manera diferente por quienes se ven abocados al cambio. La forma como se vivencie est√° determinada por varios factores como: el grado de autoestima, el autoconocimiento de quien pasa por esta situaci√≥n y el apoyo familiar¬Ē.

Tenga en cuenta que

¬ē El desapego, forma parte de la condici√≥n humana.

¬ē El sentido de progreso, implica el¬† acomodamiento del nuevo estilo de vida.

¬ē El desprendimiento implica dar el justo valor a cada cosa.

¬ē Todo duelo debe centrarse en evocar los elementos positivos de los seres que nos acompa√Īaron.


Vacío y tristeza

La partida del grupo familiar usualmente deja un vacío y cierta tristeza, lo que no depende de los hechos sino de la interpretación que se hace de ellos.

Existen personas como afirma el psic√≥logo cl√≠nico Juan Jos√© Ca√Īas Serrano, que ¬ďven la partida de los hijos como un hecho normal de la vida, como parte del ciclo, otras se niegan a aceptarlo y, en esa medida, sufren o hacen sufrir, por eso es necesario empezar a so√Īar y a¬†¬† disfrutar anticipadamente con el siguiente encuentro¬Ē.

Hay que asumir que es una tristeza ocasional y pasajera, puesto que existe el anhelo del regreso, aunque es inevitable que en los primeros d√≠as se ¬ďobserve tristeza, desgano e insomnio¬Ē, seg√ļn los expertos.

Para el especialista en psiquiatr√≠a Jhon Acevedo Gamboa, ¬ďel vac√≠o es un sentimiento de p√©rdida, la cual ha de ser provisional sin mantenerla en el tiempo. Por lo tanto, debemos vivir en el hoy y en el ahora, con s√≥lo los recuerdos de los momentos¬† gratos y especiales¬† vividos con nuestros seres queridos¬Ē.

Retorno a las Actividades

Como para todo hay un espacio y un lugar, las vacaciones también tienen su inicio y su final, es hora de regresar a casa, retomar el trabajo y en el caso de los chicos prepararse para el regreso al colegio; actividades que son esperadas con distintos sentimientos.

Seg√ļn el historiador Francisco Olivar Toloza, ¬ďel retornar a casa implica reafirmar la¬† identidad del hombre, el sentimiento de pertenencia afectiva a un n√ļcleo, a un espacio, regi√≥n, pa√≠s y a una cultura¬Ē.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad