Grímpolas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-08 05:00:00

Grímpolas

Dice el doctor Jos√© Mar√≠a Samper en su Derecho Constitucional, tomo 1, p√°gina 21: ¬ďAgit√°ronse a su vez todas las poblaciones del interior complic√°ndose en ella la gran cuesti√≥n pol√≠tica con acontecimientos locales m√°s o menos graves, y el 4 de julio la ciudad de Pamplona dio el ejemplo de los pronunciamientos.
Grímpolas

Destituy√≥ a los empleados, representantes de la autoridad del Virrey, constituy√≥ una junta de gobierno de la provincia, celebr√≥ acta solemne de lo sucedido, comunic√≥ sus resoluciones a los dem√°s pueblos y procur√≥ ponerse en estado de defensa. De esta suerte la revoluci√≥n quedaba iniciada, puesto que se hab√≠a dado el primer paso en el cambio de gobierno propio, sostenido por movimientos populares¬Ē.

El siguiente 20 de julio de 1819 la ciudad de Santa F√© de Bogot√°, residencia del Virrey se vio perturbada en su orden p√ļblico a ra√≠z de la discusi√≥n promovida por el espa√Īol Jos√© Gonz√°lez Llorente, quien neg√≥ presentar un florero con destino al agasajo que los naturales proyectaban en honor del visitante Antonio Villavicencio. Exaltados los √°nimos del pueblo, el patriota Jos√© Acevedo y G√≥mez pidi√≥ desconocer la autoridad y en acta protocolar se consign√≥ la independencia, cuyo segundo centenario est√° para cumplirse en el presente a√Īo 2010.

********

Hay que tener mucho cuidado con el alza de los servicios p√ļblicos. El ambiente que permiti√≥ el inicio popular de la independencia fue precisamente el pontazgo y el gravamen a la hoja del tabaco que exaltaron a los Comuneros, aut√©nticos promotores de la insurrecci√≥n. Estamos de acuerdo con el orden y la disciplina frente al consumo del agua y la electricidad. Pero la conservaci√≥n del medio ambiente no est√° solo en manos de los pobres amenazados. Est√° tambi√©n, y de qu√© manera, en los grandes aprovechadores de los bosques a quienes poco se controla en el abusivo comercio de las maderas y en el persistente ¬ďTumbe¬Ē de los √°rboles para v√≠as p√ļblicas, paralelas innecesarias como en el criminal caso del r√≠o de la Magdalena.

Ayer le dec√≠an al pueblo que se lavara las manos a cada rato, para conveniencia de su salud. Ahora lo sorprenden aument√°ndole tarifas, sugiri√©ndole que no se ba√Īe. Con esta clase de amigos del gobierno para que enemigos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad