HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-08 05:00:00

HAGASE OIR

Relleno sanitario en Girón Hay derecho a disentir, pero no se tiene ninguna autoridad para increpar y peor aún, llenarse de mentiras para agredir a los demás. Muchas decisiones oficiales e incluso privadas no son de nuestro agrado, pero merecen respeto y acatamiento, mientras no haya decisión judicial que ordene lo contrario.
HAGASE OIR

Con relación al relleno sanitario -no es basurero, como ignorantemente lo quieren calificar sus detractores-, es menester hacer unas reflexiones para que no termine en hechos violentos. Después de sendos estudios se ha concluido que el sitio ideal es la vereda de Palogordo, además que es un sitio equidistante. Hoy en día los rellenos sanitarios son centros técnica y científicamente bien llevados que aseguran el tratamiento de los residuos, amén de que vuelve la estepa cada vez más productiva. Quienes hoy critican dicha obra, ¿porqué nunca se quejaron del Carrasco? Curiosamente los críticos de hoy son casi los mismos de cuando se iba a construir la cárcel de Palogordo, con el argumento sibilino de “Girón se va a llenar de ratas”, como si con las que tienen no les basta. Es hora de buscar soluciones y de llegar a acuerdos, pero bajo ninguna circunstancia se puede permitir que el debate se empañe de mentiras y de absurdos regionalismos, que al final terminan en hirsutos procederes. Así mismo, generará empleo de mejor calidad y por fin se podrá hacer realidad un auténtico reciclaje, sumado a que el costo del tratamiento no subirá, lo cual no perjudicará el bolsillo de los contribuyentes. Además, realizar este relleno es una razón más de peso para que el gobierno departamental termine de pavimentar la vía que nos comunica con Zapatoca. Girón merece más, y es el momento de que todos aportemos.

Ruben Darío Bravo Rondón

Nuestras esperanzas para el 2010

Los colombianos tenemos mucho que esperar para este año que apenas comienza. Yo personalmente grito desde el fondo de mi alma que se acabe la corrupción para que con ese dinero que los corruptos le roban al país  podamos construir más escuelas, más hospitales, más bibliotecas, más parques infantiles. Que las Farc y los demás grupos alzados en armas nos devuelvan a todos los secuestrados y acaben con esa costumbre tan inhumana y cruel que tanto daño les ha hecho a ellos mismos. Que el paramilitarismo con su crueldad y sus delitos atroces nunca más vuelva a azotarnos y que a todas las víctimas de la guerra se les conceda un mínimo de reparación, al menos el de asomarse a la verdad. Que el narcotráfico no siga prostituyendo nuestras instituciones y que todos nos unamos en una campaña contra el dinero ilícito que sólo nos trae miseria moral, destrucción y muerte. Que la honestidad vuelva a ser el distintivo de todos los colombianos.

Que el presidente Uribe acepte que las democracias necesitan renovar a sus líderes por excelentes que éstos sean y se decida a descansar abriéndole la puerta del Palacio de Nariño a ese batallón de aspirantes a la presidencia que dicen poder transformar en cuatro años al país. Eso sí, que el que  llegue a la presidencia en agosto próximo sea el más capaz y el mejor. Que a todos los lagartos que sólo sirven para entorpecer el trabajo de los buenos gobernantes se los lleve un remolino y no vuelvan a hacerle daño a la patria. Que al señor Chávez se le disminuya un poco la fiebre guerrerista que lo tiene al borde de la locura a ver si no nos declara más la guerra y que sus consejeros le hagan comprender que los petrodólares no lo autorizan para insultar a todo el mundo.

Que tanto la empresa privada como el Estado ofrezcan más empleos a tantos compatriotas que hoy mendigan; que se embellezcan y se limpien nuestras ciudades que sólo necesitan arborización y aseo para ser hermosas; que todos los colombianos aprendamos a respetar la ley puesto que “sin ley no hay libertad”. Que nadie en este hermoso país pase hambre ni sufra tratos injustos e inhumanos. Que como decía Platón “cada uno haga lo que le corresponde hacer de la mejor manera posible”.

Blanca Inés Prada Márquez


Hay que planear mejor

El primer Viaducto de Bucaramanga se construyó, como siempre, con una miopía crasa, con solo cuatro carriles. Con el paso del tiempo se volvió insuficiente y hubo necesidad de ampliarlo a seis debido a los eternos trancones que se formaban. Volvió a mejorar el flujo vehicular en forma satisfactoria. Calculo sin temor a equivocarme que desde esa ampliación hasta nuestros días, el número de vehículos rodando se duplicó. Aún así, el viaducto es bastante útil con los seis carriles.

Pero nuestros planificadores resolvieron volver al pasado: cuatro carriles. Sin mucho análisis y por simple lógica retornaremos a una situación peor a la que vivíamos antes de la ampliación y será una ruta imposible: ya lo vivimos el día de la seudoinauguración.

¿Alguna vez han experimentado trancones en La Puerta del Sol? Bucaramanga solo necesita emplear los recursos despilfarrados en Metrolínea, en mejorar las vías y en la construcción de una serie de puentes e intercambiadores en sitios estratégicos que hagan fluido el tráfico y que acorten el tiempo de desplazamiento.

Lo anterior, junto con una reestructuración inteligente de las rutas de buses, mejoraría notablemente el caos que existe en la actualidad.

Habrá algún político que prometa una ley para reducir el impuesto de rodamiento por efecto de la restricción, para estudiar la posibilidad de votar por él?

Jaime A Newball O

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad