Publicidad
Vie Mar 24 2017
22ºC
Actualizado 05:32 pm

Un “Alcalde de aguas” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-09 05:00:00

Un “Alcalde de aguas”

Para quienes tuvimos el privilegio de nacer y crecer en un municipio rodeado de agua por todas partes como lo es Charalá, solamente la más cruda y severa realidad nos ha hecho imaginarnos la gravedad de la situación cuando este liquido indispensable para la supervivencia humana comienza a escasear.
Un “Alcalde de aguas”

Así no nos haga mucha gracia la medida tomada por las autoridades de sancionar a los despilfarradores de agua, no deja de ser una consecuencia de una realidad cada vez más próxima sobre la disminución de los caudales de agua en muchos lugares de Colombia y Santander.

Esta medida que empezó a regir con la alborada de nuevo año, es un campanazo de alerta sobre lo que puede venir si continuamos en esta indisciplina social de uso y abuso en la utilización de los servicios públicos.

Así no sea esta la mejor manera de iniciar el año del bicentenario, sí se puede intuir que de aquí en adelante la economía y el buen uso del agua potable harán parte de la educación de las nuevas generaciones.

Hace doscientos años, cuando se dieron las luchas por la independencia, la mayoría de las capitales incluyendo Bogotá, tenían a lo sumo un acueducto comunitario que desembocaba en el parque principal a donde concurría la gente a surtirse de agua en completo orden y sin alterar la prístina limpieza que traía el líquido desde lo alto de las montañas.  Para asegurarse de que todo ocurriera en completa armonía y alcanzara equitativamente para todos de manera suficiente, existía un “Alcalde de Aguas”, con funciones expresas en la protección de las cuencas donde nacía el agua. Un punto a favor para la colonia española.

Por la gravedad de lo que se avecina, propongo desde este espacio periodístico a las autoridades competentes, se vuelva a crear el cargo de “Alcalde de Aguas”, ahora seguramente con más funciones, pero con la misma filosofía.

Muchas cosas seguramente tendría que atender este funcionario, empezando por llevar hasta los rincones más apartados de Colombia un mensaje propio del Siglo XXI, cuando tenemos todos acueducto domiciliario, pero escasea el líquido.

Algunos habitantes de Riohacha, municipio tradicionalmente aquejado por la falta de agua, denunciaban hace pocos días por la televisión que su problema se había agravado con el correr de los años por las promesas continuas de todos los políticos de la región y el gobierno nacional y además por la indisciplina de la gente para utilizar racionalmente la pequeña cantidad que lograban recoger. Qué tristeza que a un problema tan serio se le den tratamientos tan poco serios y tan faltos de lógica.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad