La delincuencia golpeó más al Norte y al Centro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-09 05:00:00

La delincuencia golpeó más al Norte y al Centro

Aunque las autoridades argumentaron, con cifras en mano, que la actividad de la delincuencia disminuy√≥ de manera considerable en la capital santandereana el a√Īo pasado, en comparaci√≥n con 2008; los ciudadanos dijeron que se sintieron muy desprotegidos.
La delincuencia golpeó más al Norte y al Centro

¬°Y no fue para menos!

Se registraron m√°s raponazos callejeros, se vieron m√°s ladrones que tomaron rutas de buses para intimidar a los pasajeros, la comunidad denunci√≥ decenas de expendios de drogas alucin√≥genas y prost√≠bulos en √°reas residenciales; sin contar que en sectores como El Pabl√≥n y Los Colorados se evidenci√≥ la presencia grupos de ¬Ďlimpieza¬í que impartieron justicia a su manera.

El mapa delincuencial que dise√Ī√≥ este diario, a partir de testimonios de la propia comunidad, de algunas estad√≠sticas de la Polic√≠a y de las voces de los representantes de los Frentes de Seguridad Local de los barrios, no pudo ser m√°s delatador.

Vanguardia Liberal presenta hoy la radiografía delincuencial de 2009, en la que se incluyeron cuáles fueron los sectores más vulnerables, los métodos más usados por los hampones para atacar y las formas más comunes de robo, entre otras cosas. Veamos:


lista

El ¬ĎTop 10¬í de los tipos de

temores que m√°s sintieron los bumangueses, durante el a√Īo pasado:

1. Miedo a ser robado en la calle, pues los raponazos aumentaron.

2. Temor a la impunidad. La comunidad cuestionó las exiguas condenas que se les impartieron a los delincuentes. Más duraba un ladrón en robar, que en ser absuelto en los estrados judiciales.

3. La falta de credibilidad hacia los sistemas de seguridad de las comunas. Los aumentos de los vigilantes informales que participaron en hechos delictivos generaron tal grado de incredulidad.

4. Temor a los vecinos inc√≥modos y peligrosos. Tras los asaltos ocurridos durante los √ļltimos meses, liderados por bandas de personas que arrendaron apartamentos, se form√≥ un alto grado de desconfianza entre algunos vecinos de conjuntos residenciales.

5. Se siente angustia porque en los barrios a√ļn viven personas desmovilizadas. A la gente le aterra que ellas sean quienes manejen la seguridad del barrio, como por ejemplo, los celadores ilegales.

6. Temor al transportarse en autob√ļs. Este servicio p√ļblico, indispensable para miles de bumangueses, fue blanco de m√ļltiples robos.

7. Pavor a la oscuridad. Muchas zonas de la ciudad est√°n sin alumbrado p√ļblico. Y, por supuesto, las ¬Ďtinieblas¬í son sin√≥nimos de actos delictivos.

8. Zozobra de los conductores al estacionarse en los sem√°foros. Se han incrementado los raponazos en esos puntos viales.

9. A los bumangueses les preocupan los volantes que dan cuenta de futuras ¬Ďoperaciones de limpieza¬í. La Comuna Norte fue la m√°s afectada por estas amenazas durante el a√Īo que acaba de terminar.

10. Se siente desconfianza por el aumento del n√ļmero de la poblaci√≥n indigente en la ciudad.


voz oficial

El alcalde de Bucaramanga, Fernando Vargas Mendoza, sostiene que su administraci√≥n ¬ďest√° trabajando duro para ponerles freno a los √≠ndices delincuenciales de la ciudad¬Ē.

Y aunque admite que persiste la percepci√≥n de inseguridad entre la gente, insiste en que los √≠ndices delincuenciales ¬ďno son tan altos como en otras partes del pa√≠s¬Ē.

Cita una cifra como la de las lesiones personales provocadas por ri√Īas callejeras, las cuales bajaron de 6 mil 525 en el a√Īo 2008 a 4 mil 768 el a√Īo pasado. Es decir, se redujo 26,9%.

Sin embargo, es consciente de que ¬ďcon un solo atraco que ocurra, el ciudadano del com√ļn se preocupa y, por supuesto, comienza a percibir m√°s la inseguridad¬Ē.

Dice que de la mano de la Polic√≠a, su administraci√≥n ha redoblado los controles y ha ejecutado diversos planes operativos como tomas masivas de puntos estrat√©gicos, controles de establecimientos p√ļblicos, planes de desarme, entre otros, los cuales han redundado en una considerable baja de los hechos delictivos en la capital santandereana¬Ē.

Además, informa que su administración acaba de firmar un convenio con el Instituto de Investigaciones y Desarrollo en Prevención de Violencia y Promoción de la Convivencia Social, CISALVA, de la Universidad del Valle, especializado en la implementación de observatorios del delito.

Es decir, ¬ďBucaramanga ya cuenta con un centro propio para que instituciones en materia de seguridad, criminal√≠stica y homicidio trabajen en coordinaci√≥n con esta nueva herramienta, la cual les permitir√° tomar decisiones que conlleven a la seguridad de todos¬Ē.

¬ďLa meta es observar todos los d√≠as qu√© pasa en materia de seguridad, homicidios y hurtos; y de esta manera desarrollar pol√≠ticas y estrategias de promoci√≥n y prevenci√≥n que conlleven a un accionar oportuno e incluso evitar que se sigan propiciando escenarios de violencia¬Ē.

Como complemento a este refuerzo, dijo el mandatario, ¬ďlos bumangueses contar√°n con 130 c√°maras de seguridad nuevas, las cuales se instalar√°n en sitios estrat√©gicos de la meseta¬Ē.


otros indicadores de inseguridad

ASALTOS A MANO ARMADA: Durante 2009, la gente denunció frecuentes asaltos con armas de fuego. La zona más grave en ese sentido fue el Centro.

ROBOS A HOGARES: Se reportaron 370 asaltos a casas y apartamentos. Las zonas m√°s ¬Ďatracadas¬í, seg√ļn la Polic√≠a, fueron El Centro y el tradicional barrio San Alonso.

MILICIAS: Grupos de limpieza, que se encargaron de impartir justicia por su propia cuenta, se anidaron en El Pablón y en Los Colorados. La situación fue tan grave que, ante la Consejería para los Derechos Humanos, 15 familias presentaron denuncias que hablaron de personas que intimidaron a la comunidad. Ocho personas murieron a manos de estas bandas.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad