El mundo de los necios | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-10 05:00:00

El mundo de los necios

Perezosamente arranca este a√Īo incierto plagado de dudas. El comienzo del fin de una d√©cada sorprendente; vertiginosos cambios en las comunicaciones han animado lo que nos hemos empe√Īado en llamar civilizaci√≥n, as√≠ seamos los peores b√°rbaros. Cada d√≠a aumenta la intolerancia y es imposible saber qu√© hacer con el mar de basura que nos ahoga. La gran fantas√≠a del hombre de hoy es poseer dos carros, una casa con aire acondicionado, buenos electrodom√©sticos, una suculenta hamburguesa que entre por la ventana, y ya.
El mundo de los necios

Lo demás es posible que le importe un pepino, inclusive el sexo, para escándalo de Freud desde los profundos infiernos. Se puede practicar por pantalla evitando las enfermedades, los remordimientos morales con el Diablo y Fausto. Quizás en la próxima década seamos más sensatos y trabajemos más desde casa. Yo vivo en una tierra hermosa, plena de luz, un sol radiante que me despierta optimista.

Aire acondicionado gratis en las calles. Siento l√°stima por los¬† que tienen que tomar el carro¬† para llegar a¬† maldecir en un tranc√≥n al lado del exosto de un bus que los envenena.¬† Sonr√≠o cuando leo las columnas de opini√≥n de mis colegas desmelenados, despotricando, pidiendo la cabeza del Alcalde y del Gerente de Metrolinea, como si el problema fuese creado ayer por unos imb√©ciles que inventaron el desasosiego. Al hombre le dio un d√≠a por la velocidad y el af√°n desmedido de poseer cosas. Desde el para√≠so terrenal, Eva hostig√≥ con¬† peque√Īeces a Ad√°n, su insaciable apetito por el pl√°tano, o adue√Īarse del Para√≠so, esas tierras tan f√©rtiles, para que las quer√≠a Dios si √©l creaba cosas, como soplar y hacer botellas. Ella quer√≠a una tanguita de seda para¬† aumentar la fantas√≠a de lo que hay y no se ve. Vino luego lo que sabemos y desde entonces surge el mundo de los deseos sin fondo y la velocidad.

El mundo incontenible de los magos. Atiborrarse de comida de manera insaciable, servida al instante, estrenar ropas por horas y sobre todo, el don de la ubicuidad y los conocimientos apretando una tecla. Pero el hombre es as√≠. O quiz√°s¬† Dios por ser dem√≥crata le permiti√≥¬† grandes libertades sin pensar que las hembras de por s√≠ voluptuosas, sensuales y fr√≠volas, a las que hizo de una costilla, se tornar√≠an con el tiempo en brujas. No nos adentremos m√°s en temas que le corresponden a mi amigo el Cura Mario Plata y v√°monos de feria por estos bellos pueblos de Santander a Zapatoca, a beber vino; a Tona regresa a los ruedos Alberto¬† Florez; a Guadalupe¬† jinete en pelo Jorge Le√≥n; en Barbosa tangas miles de tangas en un juego de lodos. Mientras nos llega la realidad, el cambio clim√°tico del mundo en el que parece terminaremos, si no achucharrados o ahogados, en la oquedad siniestra de perder la memoria sin saber qui√©nes somos, acosados por una telara√Īa de¬† invisibles hackers que sustraen nuestros fondos o amenazan matarnos. Suenan timbres, dijo el poeta. Suspendo aqu√≠ por eso. Un mago en la puerta de mi casa¬† espera que lo oiga. Asegura tener la formula para la firma del TLC, la pavimentaci√≥n de la carretera a Zapatoca y cambiarle el nombre al Puente Flandes, que es su fatalidad pues nadie sabe quien lo puso as√≠.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad