HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
24ºC
Actualizado 01:48 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-13 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Si la corrupción es la estocada, las estadísticas emanadas de su interior son el puntillazo final. Vaya Usted a saber exactamente si son 17 billones el saldito de los delincuentes de cuello blanco (seguridad democrática) y 26.000 procesos de crimen estatal (seguridad democrática). Ha llegado tan lejos la dictadura dantesca de los últimos 7 años, que se atraca a nombre de la corrupción (atracar significa encañonar a la victima para desocupar sus bolsillos). Esto me recuerda a alguien, romántico y valeroso de la revolución francesa cuando dijo ¡oh libertad! ¡Cuántos crímenes se cometen en su nombre! A pesar de todo, más sensata la expresión colombiana ¡Oh democracia, cuántas injusticias se cometen en su nombre!

NOTA: ¿Será que con el informe completo de tv, los criminales del cigarrillo no se sensibilizan, pues el genio latino de la música romántica (Sandro) se dejo j…

Edgar Sanabria Becerra


Se cree el único

El Presidente parece que viviera solo, porque no cree en nadie, pero sí llama a más de 44 millones de colombianos que viven en nuestro territorio para que repudiemos todas las atrocidades que cometen solamente los violentos que existen en el país y deja las demás atrocidades que cometen los politiqueros y funcionarios del gobierno.

Y vemos cómo unos pocos son los que aplauden, viven pendientes, se rasgan las vestiduras, botan demasiada propaganda, como Napoleón Franco, prensa, radio, televisión, para que siga perpetuándose en el poder como si no existieran más personas, fuera de los políticos.

El cambio es necesario porque en este país hay demasiados talentos y fugas de cerebros que tienen que emigrar a otros países porque aquí no hay oportunidades para el desarrollo, sino para los hijos de los politiqueros de todo el país.

Qué ironía, pero seguimos patrocinando a estos corruptos que desangran a Colombia cada día. Nos contentan con cualquier migaja de obras de cemento.

Para que haya una democracia participativa se debe hacer lo siguiente: -Presentar una reforma que no permita la perpetuidad en el poder de los politiqueros porque se vuelven corruptos y que mueran políticamente, además los hijos de estos y sus familiares.

-Que salgan pensionados igual a todos los colombianos, a los 62 años.

Luis francisco Silva Pérez.

Perfil sociológico de Santander

La sociedad santandereana la constituyen el grupo tradicional habitante de la montaña y el grupo nuevo habitante de la planicie, dos formas distintas de vida, dos tradiciones diferentes.

Santander sigue despoblado del lado izquierdo; el occidental plano y de desarrollo relativamente reciente y activo y poblado al lado derecho, oriental y montañoso, tradicional de vieja estirpe.

Los municipios de montaña superviven con dificultad, situación que plantea perplejidad y encierro; faltan estrategias de renovación y sobran dificultades para romper el esquema montañés, reactivar poblaciones y volverse sobre la planicie, difícil de conquistar.

Sus alternativas han consistido en quedarse en pueblos que dormitan o sucumben, o emigrar a la Costa Atlántica (Región Caribe), a Venezuela, a los Llanos donde hacen significativos aportes a la economía de esas regiones.

La estructura regional santandereana está llena de paradojas. Fue productor de café en primeros puestos, luego en descenso. Fue primero en industrias, perdió el liderazgo. Tiene enorme potencial hidroenergético y cuenta con escasa energía eléctrica. Ha sido primera zona petrolera del país; Barrancabermeja, fuente de riqueza, es ciudad agitada con delicados problemas públicos sin resolver.

Hay madurez en el departamento para que los santandereanos retomen propósitos elevados, que los unifiquen más allá de naturales y transitorias disensiones y los coloquen en el centro de los aconteceres de la República, dentro de tareas comunes y totalizantes.

Santander, dos metas lo desafían: revitalizar los municipios de montaña y conquistar, pacificar y colonizar el valle del río Magdalena.

Germán Emilio


Ricaurte Cossio ¿Votar por quien?

En nuestro medio hacer un llamado a la reflexión al ciudadano cuando vaya a depositar el voto, es como arar en el desierto. A la gente parece no preocuparle que a un congresista le encuentren debajo del colchón casi mil millones de pesos, o que le hayan dado a una reina de belleza casi quinientos millones de subsidio para el campo cuando ella ni sabe dónde queda el campo, o que hayan repartido notarías para pagar favores de la reelección. Y la última, el domingo pasado el zar anticorrupción denunció que en Colombia en el 2009 se robaron 4 billones de pesos del erario nacional, cifra que alcanzaría para construir mas de 300 mil viviendas, es decir, una ciudad como Bucaramanga y su área metropolitana. Pero todo lo anterior y otros casos de actos de corrupción que no puedo enumerar por falta de espacio, parece ser que no nos importa y seguramente el próximo mes de marzo estaremos depositando el voto por estos corruptos, quienes ya están colocando las vallas publicitarias invitándonos a seguir votando por ellos.

Luis Enrique Mantilla R.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad