Sin quejarnos¬Ö agradecidos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-14 05:00:00

Sin quejarnos¬Ö agradecidos

Después de haber disfrutado de unas merecidas vacaciones (algunos) de nuevo volvemos al trabajo diario que para muchos sigue siendo una rutina que cansa, agobia y sobretodo, estresa.
Sin quejarnos¬Ö agradecidos

Sin embargo, es necesario seguir levant√°ndonos cada ma√Īana sin renegar, sin flojeras y dejando esas cobijas con rapidez para comenzar a vivir con alegr√≠a un nuevo d√≠a.

Salir de la casa con direcci√≥n a la oficina o a cualquier otro trabajo con toda la energ√≠a positiva, permite que nos demos cuenta de todo lo hermoso que nos ofrece la creaci√≥n y el paisaje que a nuestro alrededor se nos presenta. Cuando se vive refunfu√Īando da lo mismo que llueva, que haga sol o que haya nubes o mucho viento.

Precisamente uno de estos d√≠as encontr√© en uno de los sem√°foros de la ciudad, presente delante de mis ojos, a un joven montado en un peque√Īo carro de madera. Aquel hombre no ten√≠a piernas y le faltaba un brazo. Sin embargo, con su mano izquierda lograba conducir el peque√Īo veh√≠culo y manejar con maestr√≠a un conjunto de pelotas con las que hacia malabares.

Las ventanillas de los carros se abr√≠an para darle una moneda al malabarista, el cual mostraba un peque√Īo letrero sobre el pecho. Cuando se acerc√≥ a mi carro pude leerlo: ¬ďgracias por ayudarme a sostener a mi hermano paral√≠tico¬Ē.

Con su mano izquierda se√Īal√≥ hacia la banqueta y ah√≠ pude ver a su hermano sentado en una silla de ruedas puesta frente a un atril que sosten√≠a un lienzo, en el cual estaba pintando algo con un pincel que manejaba con su boca. El malabarista, al ver el asombro de mi cara, me dijo: ¬Ņverdad que mi hermano es un artista? Por eso escribi√≥ esa frase sobre el respaldo de su silla.

Y le√≠ la frase que dec√≠a: ¬ďgracias Se√Īor por los dones que nos das. Contigo no nos falta nada¬Ē.

Aquel testimonio me record√≥ todo lo bueno que tenemos en nuestra vida y c√≥mo muchas veces vivimos renegando y refunfu√Īando por cualquier cosita que sucede a nuestro alrededor y que no nos satisface o es de nuestro agrado. As√≠ comenzaron muchos el nuevo a√Īo, sin agradecer y dar gracias por todo lo que el nuevo a√Īo les brinda. Cada d√≠a es una bendici√≥n, cada d√≠a es una gracia, una oportunidad para ser feliz y hacerle la vida agradable a los que nos rodean.

¬ŅTe has quejado sobre la vida que tienes?

Si deseas agradecer lo que tienes, solo dedica unos minutos al d√≠a para darte cuenta que existen personas m√°s necesitadas que t√ļ y que sin embargo, salen adelante.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad