La crisis del sistema oral acusatorio | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-01-15 05:00:00

La crisis del sistema oral acusatorio

Hace dos meses se publicaron estad√≠sticas sobre la marcha¬† del sistema oral acusatorio en los procesos penales, el que hace 4 a√Īos entr√≥ en vigencia parcialmente en el¬† pa√≠s. En ellos, muchos analistas concluyeron, apresuradamente, en blanco y negro, que era exitoso.
La crisis del sistema oral acusatorio

Hoy, como consecuencia de las decisiones judiciales tomadas y la liberaci√≥n (hasta anteayer) de 31 militares que supuestamente participaron en esos horrendos cr√≠menes llamados ¬ďfalsos positivos¬Ē, aplicando la figura procesal del ¬ďvencimiento de t√©rminos¬Ē, apresuradamente se grita que el sistema oral acusatorio ha fracasado.

Sobresale el comentario divulgado por la Casa de Nari√Īo que manifiesta, palabra m√°s, palabra menos, que debe abolirse la instituci√≥n de ¬ďvencimiento de t√©rminos¬Ē para tal tipo de procesos.

Recordemos que la calentura no est√° en las s√°banas. ¬ŅPor qu√©? Porque la entrada en vigencia del sistema oral acusatorio ha puesto en evidencia fen√≥menos que deben mirarse con serenidad.

Es cierto que a algunas instituciones del sistema oral acusatorio en materia penal se les debe someter a análisis y revisión para adecuarlas más a nuestro comportamiento cultural y valores, pero eso no es todo, ni puede ser decidido precipitadamente.

El sistema oral ha demostrado que nuestros abogados, jueces, fiscales, Facultades de Derecho y la sociedad misma no est√°n culturalmente preparados para actuar adecuadamente dentro de su universo. Ello es un choque l√≥gico pues fue implantado hace muy poco y llevamos cinco siglos adquiriendo valores culturales muy distintos, los que no se pueden archivar de hoy para ma√Īana, como se hizo con las m√°quinas de escribir ante la irrupci√≥n de los computadores. La cultura es otra cosa.

Nuestra comunidad, equivocadamente, considera inteligente a quien es avispado y ma√Īoso. Creemos que nuestro abogado es bueno si dilata y entorpece la marcha de la justicia, no si conoce de pruebas, de teor√≠a jur√≠dica y de jurisprudencia. Ese¬† comportamiento social hay que cambiarlo y ello no suceder√° en un abrir y cerrar de ojos.

Debe revisarse el conocimiento que se imparte en las Facultades de Derecho, el cómo se estructura la mente de los abogados y se les dan aptitudes, herramientas jurídicas y valores para su vida profesional. Hay fallas en el modelo de los abogados, fiscales y jueces que producimos.

Hay que revisar muchas cosas y ello no puede hacerse precipitadamente, sin tino. Es f√°cil decir que fallaron los jueces y abogados, sancionar a algunos chivos expiatorios, pero el problema seguir√° creciendo bajo la superficie.

Ojal√° haya sensatez en la toma de decisiones sobre la crisis, ya que a√ļn no ha hecho erupci√≥n la del sistema oral en los procesos laborales y en poco tiempo se implantar√° para los procesos civiles y administrativos.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad